Deporte y Negocio

Suiza imputa a Al-Khelaifi por sobornos en la compra de derechos de televisión del Mundial

  • El presidente del PSG habría sobornado al exnúmero dos de la FIFA
  • Así, BeIN tendría los derechos en Italia y Grecia desde 2018 hasta 2030
  • Ambos usaron una villa en Cerdeña para el intercambio de beneficios
Foto: Reuters.

La justicia suiza informó este jueves de que había inculpado al presidente del Paris Saint-Germain y del grupo televisivo BeIN Media, Nasser Al-Khelaifi, y a Jérôme Valcke, ex número dos de la FIFA, en un caso de corrupción vinculado a la atribución de derechos televisivos del Mundial de fútbol.

En un comunicado, la oficina del fiscal general suizo (MPC) dijo haber inculpado a ambos dirigentes "en el contexto de la atribución de derechos mediáticos de diferentes Copas del Mundo de fútbol y Copas Confederaciones de la FIFA".

El MPC acusa a Valcke de "corrupción pasiva, de gestión desleal múltiple y de falsificación de documentos", mientras que Al Khelaifi y otro hombre, activo en el mundo de los derechos deportivos pero cuyo nombre no ha sido desvelado por la justicia suiza, están acusados de "instigación a la gestión desleal cometida" por el exsecretario general de la FIFA. Este tercer hombre también está acusado de "corrupción activa".

Según el MPC, Valcke utilizó, entre 2013 y 2015, su influencia como secretario general de la FIFA "para influir en favor de socios mediáticos de su preferencia en los procesos de asignación de derechos televisivos, para Italia y Grecia, de varias Copas del Mundo de fútbol y Copas Confederaciones de la FIFA en el periodo de 2018 a 2030".

Una villa en Cerdeña, la clave en el intercambio de favores entre ambos dirigentes

La investigación desveló, explica el MPC, que Valcke obtuvo beneficios indebidos de los dos coacusados. El exnúmero dos de la FIFA también logró, según la justicia suiza, el reembolso de un depósito de cerca de 500.000 euros que había transferido a terceros por una villa en Cerdeña, luego de la compra de la villa por Al Khelaifi, a través de una sociedad.

Valcke luego obtuvo de Al-Khelaifi el derecho de disfrute exclusivo de la villa por un periodo de 18 meses en total —hasta su suspensión de la FIFA— sin tener que pagar su alquiler, estimado entre 900.000 y 1,8 millones de euros. Por otra parte, Valcke recibió del tercer hombre tres pagos por un valor total de 1,25 millones de euros a su empresa Sportunited Sarl.

El MPC acusa a Valcke de haberse "enriquecido de manera ilegal" y de no haber anunciado los "beneficios" recibidos a la FIFA, "comportándose así de manera contraria a sus deberes en el marco de su actividad como secretario general" de la organización.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin