Cultura

El fin de las direcciones de Internet muestra un mundo conectado

SAN FRANCISCO, EEUU (Reuters) - Treinta años después de que se crearan las primeras direcciones de Internet, la fuente de esas direcciones se agotó oficialmente el jueves.

Pero no hay que preocuparse. La transición a una nueva versión de direcciones ya está en marcha y, para la mayoría de la gente, se producirá sin siquiera darse cuenta.

En una ceremonia especial celebrada en Miami el jueves, la organización que supervisa la asignación mundial de direcciones de Internet distribuyó el último grupo de las llamadas direcciones IPv4, lo que subraya hasta qué punto la Red se ha convertido una parte integral y dominante de la vida moderna.

Cada ordenador, 'smartphone' y servidor web back-end necesita una dirección IP - una serie única de números que identifican un dispositivo en particular - para estar conectado a Internet.

La explosión de los dispositivos conectados a Internet, y la popularidad de páginas web como Google o Facebook, significa que el mundo se ha topado ahora con el límite de aproximadamente 4.000 millones de direcciones IP que son posibles con el estándar IPv4 introducido en 1981.

La solución es el IPv6, un nuevo estándar para direcciones de Internet que debería proporcionar mucho más espacio para crecer: hay 340 undecillones (la cifra seguido de 66 ceros) disponibles.

"Si todo el espacio del IPv4 ocupara un espacio comparado a una pelota de golf, una comparación similar para el IPv6 sería el tamaño del sol", dijo John Curran, el consejero delegado del Registro Americano para Números de Internet, una de las cinco organizaciones sin fines de lucro que gestionan las direcciones de Internet para regiones particulares del mundo.

En caso de que le preocupe, Curran añadió que "no esperamos ver otra transición nunca más".

Para las compañías con páginas web, la transición al IPv6 significa tener que configurar sus equipos informáticos para trabajar con el nuevo estándar, más que actualizar su hardware, explicó Curran. Los que no lo hagan podrían ver ralentizadas sus páginas web e incluso llegar a perder usuarios en el futuro.

Los portátiles, móviles avanzados y otros dispositivos conectados a Internet ya permiten el IPv6, aunque Curran destacó que según algunas estimaciones, menos del uno por ciento de los internautas podrían no tener sus equipos configurados adecuadamente y necesitarán ajustar sus configuraciones en los próximos meses, a medida que las páginas web adopten cada vez más el nuevo estándar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado