Construcción Inmobiliario

Ferrovial aumenta su oferta para salir de Birmingham a casi 350 millones

  • Quiere abandonar el contrato para allanar la venta de Servicios
Foto: Archivo.

Ferrovial ha elevado su propuesta para abandonar el contrato de mantenimiento de carreteras de su filial británica Amey con el Ayuntamiento de Birmingham hasta el entorno de los 300 millones de libras (347 millones de euros al cambio actual), según indican fuentes conocedoras de las negociaciones. Con esta nueva oferta, que supera en 55 millones de libras (63,6 millones de euros) a la anterior, la multinacional española, que declinó hacer comentarios, busca llegar a un acuerdo con el consistorio, un objetivo prioritario para poder acelerar la venta de su división de servicios en todo el mundo, incluido Reino Unido.

Hace poco más de un mes el Ayuntamiento de Birmingham rechazó la propuesta de Amey para para resolver la disputa que les enfrenta desde hace años por el contrato de mantenimiento de carreteras en la ciudad. La oferta del grupo que preside Rafael del Pino ascendía a un total de 245 millones de libras (283,2 millones de euros). En concreto, consistía en el pago de una compensación por 175 millones de libras (202,3 millones de euros) y la renuncia del cobro de obras ya ejecutadas por un importe de 70 millones de libras (81 millones de euros).

Ahora, Ferrovial ha incrementado la cifra hasta los 300 millones de libras (347 millones de euros), según ha avanzado el Sunday Times. A raíz de la revelación de una multa por 48,5 millones de libras (56 millones de euros) a Amey, por no sustituir dos lotes dañados de bolardos en las carreteras incluidas en el contrato, un portavoz oficial de la firma británica señaló la semana pasada que "Amey mantiene su compromiso de hablar con el Ayuntamiento de Birmingham y ha presentado numerosas ofertas para resolver todas las disputas, incluida la de los bolardos; y está feliz de trabajar con los políticos y oficiales de la ciudad para resolver este asunto con prontitud".

El contrato de operación del PFI (Private Finance Initiative) firmado en 2010 con el Ayuntamiento de Birmingham tiene una duración de 25 años y un valor de 2.700 millones de libras (3.120 millones de euros). Sin embargo, el consistorio no paga a Amey desde finales de 2017, al considerar que la filial de Ferrovial incumple los niveles exigibles. La empresa se defiende y asegura que en los 20 principales indicadores mantiene una tasa de cumplimiento del 98%.

La falta de acuerdo hasta la fecha por el contrato de Birmingham abre todos los escenarios

Ferrovial anunció en febrero que había decidido incluir Amey dentro de la venta total de la división de servicios. Esto le obligó a provisionar 774 millones en sus cuentas de 2018, con lo que arrojó unas pérdidas de 448 millones. La filial británica tiene un valor en libros de 103 millones de euros. El grupo lanzó la semana pasada al mercado el cuaderno de venta elaborado por Goldman Sachs.

Ferrovial quiere vender en un bloque su filial de Servicios. Ahora bien, está dispuesto a una desinversión por geografías, siempre que optimice el valor. La idea es que Amey se incluya dentro de una única operación, aunque la falta de acuerdo hasta la fecha por el contrato de Birmingham abre todos los escenarios.

Del Pino avanzó en la junta de accionistas hace dos semanas que la estimación de la compañía es cerrar la operación el próximo verano.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0