Construcción Inmobiliario

La edificación creció 15 % hasta junio, aunque está lejos de recuperarse

Barcelona, 14 jul (EFE).- La superficie visada por los arquitectos catalanes alcanzó en el primer semestre de este año 1,66 millones de metros cuadrados, un 15 % más que en el mismo período de 2015, datos que ponen de manifiesto que, aunque crece la edificación en Cataluña, el sector está aún lejos de recuperarse.

En rueda de prensa, el decano del Colegio de Arquitectos de Cataluña, Lluís Comerón, ha hecho este análisis de la situación del sector a partir de estos datos.

Como los proyectos de ejecución de obra son obligatorios para poder comenzar obras de nueva planta y de gran rehabilitación, los datos de superficie visada son un buen indicador sobre el estado del sector en Cataluña, dado que el período de obras comienza entre seis meses y un año después de este trámite.

Los datos de superficie visada total del primer semestre del año dados a conocer hoy confirman, a juicio de Comerón, que "se ha parado la caída" de años anteriores, pero que el crecimiento es "mínimo" comparado con la serie histórica.

En el pico de la burbuja inmobiliaria se llegaron a visar en Cataluña 24 millones de metros cuadrados de superficie, frente a los 3 millones que se esperan para 2016.

De hecho, entre el primer semestre de 2014 y el de 2015 aumentaron un 32 % los metros cuadrados visados, mientras que entre los seis primeros meses de 2015 y los de 2016 el crecimiento se ha reducido a menos de la mitad, un 15 %, lo que revela una desaceleración.

El Colegio de Arquitectos de Cataluña sostiene que ese nivel de superficie visada está "muy por debajo de los niveles de construcción y rehabilitación habituales en el entorno europeo, que son dos o tres veces mayores, por lo que aún deberán pasar "tres o cuatro años para situarnos en los estándares europeos", augura.

Los datos de superficie visada tienen en cuenta tanto construcción destinada a vivienda como a otros usos (industrial, oficinas, hostelería, comercio, educación o sanidad).

En cuanto a la obra nueva, los arquitectos catalanes visaron 4.044 viviendas en el primer semestre, cuando un actividad normalizada debería estar entre 25.000 y 30.000 al año, según los arquitectos catalanes.

Asimismo, en materia de rehabilitación, se han visado unas 5.600 en el primer semestre, por lo que Comerón ha alertado del bajo nivel de rehabilitaciones en Cataluña y de sus consecuencias.

Si se mantiene el ritmo actual, de 11.000 rehabilitaciones al año, el parque de viviendas de Cataluña, formado por casi 4 millones de viviendas, solo estaría rehabilitado al completo varios siglos después, "en el año 2350", ha augurado Comerón.

Por ello, los arquitectos catalanes han reclamado a las administraciones públicas que lleven a cabo políticas activas que favorezcan la rehabilitación del parque de viviendas actual.

Comerón ha recordado los efectos positivos de la campaña "Barcelona, posa't guapa" (Barcelona, ponte guapa), y ha asegurado que las viviendas catalanas requieren mejoras en materia de eficiencia energética, de sostenibilidad, tecnológicas o bien para adaptarse a una población cada vez más envejecida.

Al mismo tiempo, el Colegio de Arquitectos reclama una profunda renovación de la legislación urbanística y una revisión urgente de los planes generales, como el Plan General Metropolitano.

Ha argumentado que, en ciudades como Barcelona, con falta de espacio para construir, se necesita principalmente una legislación ágil para favorecer cambios de usos, porque más que construir nuevos edificios, la ciudad debe "transformarse".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado