Cine

Ciclo y Espiga de honor para Paul Schrader en la 58 Seminci, que abre la Miniminci

Valladolid, 9 jul (EFE).- El director estadounidense Paul Schrader será uno de los focos de la 58 Semana Internacional de Cine de Valladolid, la Seminci, con un ciclo de diez de sus títulos y la Espiga de Oro de honor que le será entregada el día inaugural.

La muestra se abre también a los pequeños con la Miniminci, y otro de sus cambios es que esta Semana adquiere el sobrenombre de "Cine de autor".

El director del Festival de Valladolid, Javier Angulo, ha detallado hoy en rueda de prensa algunas de las novedades de la 58 Semana, que se desarrollará del 19 al 26 de octubre en Valladolid, y que ofrecerá "buen cine y presencias importantes", con un relanzamiento y retoque de la imagen de la Seminci.

El principal retoque será el añadido, bajo el logotipo de Seminci, del sello "Cine de autor", que pone "en valor la especificidad", lo que "define" a este Festival, el "único que tiene como seña de identidad" ese tipo de cine, especialmente "ahora, cuando están desapareciendo muchas de las salas" en las que se proyectaba, ha reflexionado Angulo.

Además del ciclo dedicado al cine de Marruecos en la primera década del siglo XXI, que ya cuenta con un cartel en rojo y negro con los característicos perfiles de los tatuajes de henna de esa cultura, el Festival dedicará otro de sus ciclos al director estadounidense Paul Schrader, quien además recibirá una de las Espigas de Oro de honor, en este caso el día de la inauguración.

Otra de las Espigas de honor será para un importante director europeo, según ha adelantado Angulo, quien no ha desvelado el nombre del homenajeado, aunque sí ha avanzado el de otras dos Espigas honoríficas, las que recibirán el Día del Cine Español, el 22 de octubre, la vallisoletana actriz Concha Velasco y el madrileño intérprete José Sacristán.

En esa remozada Seminci también tendrá cabida el público más joven, con la puesta en marcha de la Miniminci, películas instructivas y divertidas para escolares de entre 8 y 13 años, y la Seminci joven, para jóvenes entre 14 y 18.

Su objetivo es "fidelizar a las nuevas generaciones", inculcarlas la afición de ver "buenas películas en pantalla de sala" y también "incrementar el número de espectadores" de esa Semana, en palabras de Angulo.

El Festival afronta, además, un rediseño de su web, para que tenga "más contenido" y sea más "atractiva, dinámica y útil", y como novedad ofrecerá la posibilidad de inscripciones "online", compra de entradas a través de esta página, varios blog, incluido el de su director, y concursos.

La web incluirá una encuesta para elegir a la mejor película española de los últimos sesenta años, en colaboración con la firma automovilística Renault, que este año ha cumplido seis décadas desde que estrenó su factoría de Valladolid.

Otra de las novedades será el "maridaje" que Seminci firmará con otro de los sellos de "excelencia" vallisoletanos, la Denominación de Origen Ribera del Duero, elegida recientemente como la mejor del mundo, que comparte con el cine de autor de la Semana su sello de "gran reserva y su mucho poso" en el transcurso de los años.

Angulo ha avanzado que han sometido al Consejo del Festival una promoción de entradas a la Semana, con la propuesta de reducir entre un 10 y un 15 por ciento el precio de los abonos o compras de más de diez entradas; y de un diez por ciento en el caso de las secciones de Tiempo de Encuentro, Tiempo de Historia, Retrospectivas y Cine Español, mientras que las de las Sección Oficial se mantendrán igual.

El Festival también "rejuvenece" su comité de selección, con la entrada de los jóvenes expertos César Combarros, Pedro del Río y Diego Morán, en una cita que en el último mes ha recibido 1.300 películas, de ellas 500 cortos, "con muy buenas películas", que la Seminci esta negociando "para que puedan estar" en esta edición, donde las perspectivas "son muy buenas".

Esta 58 edición cuenta con un presupuesto de 2.282.000 euros, 40.000 más que la anterior, de los que el Ayuntamiento de Valladolid pone la mitad, la Junta de Castilla y León mantiene su aportación y el Ministerio recorta la suya en 50.000 euros, hasta los 200.000, que, no obstante, es la segunda mayor tras la del Festival de San Sebastián, ha recordado Angulo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin