Cataluña

La Jijonenca celebra su 50 aniversario con el objetivo de llegar a 1.000 heladerías

  • Quiere crecer en el centro y norte de España y desembarcar en Portugal
  • Ha invertido casi 6 millones en mejorar su fábrica y centros logísticos
El director general de Jijonenca, José Abad, y el chef Nathan Minguell / Luis Moreno.
Barcelona

La Jijonenca está de celebración por su 50 aniversario como firma de helados artesanos, pero a la conmemoración de su trayectoria se suma a su ambición de futuro.

La compañía, que nació en El Vendrell (Tarragona) de la mano de 19 heladeros oriundos de Jijona (Alicante), tiene actualmente 750 socios y 900 heladerías, y tiene como objetivo sumar 100 heladerías artesanas más "en uno o dos años", ha explicado a elEconomista su director general, José Abad.

El 90 por ciento del negocio actual se da en la costa, ya que la mayoría de las heladerías actuales se concentran en el arco mediterráneo, pero la firma está creciendo en el centro de España, y también quiere extenderse hacia el norte, así como desembarcar en Portugal.

De todas formas, Abad destaca que no están obsesionados con el crecimiento, si ello comporta poner en riesgo su "filosofía" de helado artesanal: "Los socios y propietarios de la compañía son heladeros que no quieren facturar más si les afecta en la calidad o el servicio".

De todas formas, cada año invierten en nueva maquinaria y desarrollo de productos -tienen más de 70 sabores, con tres o cuatro novedades anuales en variedades de crema, entre las que figura este año el helado red velvet por el 50 aniversario, inspirado por Nathan Minguell, finalista de Masterchef 5 y cocinero del restaurante Mr.Kao-.

Además de los helados tradicionales para consumir en tarrina o cucurucho -con barquillo que elaboran a mano en su fábrica de Jijona-, han añadido helados de palo, tartas, polos de fruta ecológica y smoothies.

Pero han rechazado todas las propuestas que les han llegado para vender en los supermercados: "No podríamos ofrecer el producto artesano de calidad que queremos".

Renovación

La Jijonenca factura unos 16 millones de euros anuales, y le preocupa más la climatología que la crisis. En los últimos años ha invertido unos tres millones de euros en mejorar la fábrica de helados de Jijona, donde ha centralizado la producción -en 2018 cerró la planta de El Vendrell, donde quedaban una veintena de trabajadores-. En Jijona emplea a más de 100 personas, que se convierten en más de 150 en verano.

Además, ha trasladado su almacén para Cataluña, que ha pasado de la ubicación antigua de El Vendrell a unas nuevas instalaciones en la población vecina de La Bisbal del Penedès (Tarragona), con una inversión de 1,7 millones. También ha renovado el almacén de La Roda de Andalucía (Sevilla), para distribuir en la zona sur de España, por 1,2 millones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.