Castilla - La Mancha

El Gobierno de Page defiende que Castilla-La Mancha debe de tener una posición no trasvasista y "una voz única"

  • Según el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo
Agapito Portillo. Foto: elEconomista.

El viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, ha defendido este jueves que Castilla-La Mancha debe de tener "una posición no trasvasista". "El trasvase Tajo-Segura no es posible mantenerlo eternamente", ha apostillado el viceconsejero, quien ha advertido de que "la situación climática de Castilla-La Mancha y la sequía que se repite de forma cíclica nos tiene que hacer pensar a toda la sociedad castellano-manchega que debemos tener una voz única y representar una posición común respecto a la defensa de nuestros intereses".

Así lo ha puesto de manifiesto Portillo, que se ha reunido con la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, dentro de la ronda de contactos que la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural está llevando a cabo con los agentes sociales de la región con el fin de preparar un futuro plan regional sobre el agua.

En declaraciones a los medios, ha indicado que en otras comunidades autónomas "no hay ninguna duda de que toda la sociedad mantiene una posición una común en defensa de sus intereses". "Hay que ilusionar a la sociedad", ha pedido Portillo, quien cree que la posición de la sociedad castellano-manchega está cambiando y se ha mostrado convencido de que "más pronto que tarde" habrá una posición política común "fuerte" y en defensa de los intereses de la región, "no en defensa de los intereses de la región de al lado".

Dicho esto, ha abogado por que Castilla-La Mancha defienda sus intereses "con la misma energía" que los defienden en otras regiones, donde, según ha manifestado, "no hay ninguna fisura política respecto a la posición de intereses básicos como es el acceso al agua y el mantenimiento de los caudales ecológicos de los ríos".

Portillo, que opina que "seguramente el trasvase no se pueda terminar de un momento a otro", cree que "hay que ir pensando cómo suplirlo y que los territorios que no tienen agua puedan acceder a ella desde las desaladoras".

Asimismo, ha negado que se hayan producido contactos entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Castilla-La Mancha de cara a alcanzar el futuro pacto nacional del agua y ha explicado que la región está abierta a hablar con el Ministerio porque "la política del agua debe de ser una política nacional pero posiciones maximalistas no se pueden tener", ha sostenido.

Finalmente, y a preguntas de los medios, Portillo ha dicho que las reuniones con los partidos políticos de la región para hablar sobre el pacto regional del agua tendrán lugar después del verano una vez que haya concluido la ronda con los agentes sociales.

Las demandas de los ribereños

De su lado, el alcalde de Sacedón y el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, Francisco Pérez Torrecilla, ha apuntado que el objetivo es que el trasvase se cierre "totalmente", pero como "eso no va a ser inmediato", ha pedido elevar la reserva de agua de los embalses a los 900 o 1.000 hectómetros cúbicos como mínimo y que las infraestructuras prometidas durante mucho tiempo se lleven a cabo en la comarca.

"Con este 40 por ciento se cubrirían las necesidades de desarrollo turístico que nosotros tenemos y se generaría una reserva estratégica real porque los 400 hectómetros cúbicos ya hemos visto que no sirven para nada", ha sentenciado.

"No se puede seguir saqueando los embalses de Entrepeñas y Buendía sin criterio", ha afirmado el presidentes de los municipios ribereños, quien ha destacado que "cada hectómetro cúbico que sale de nuestros embalses es más paro para nuestra comarca y menos economía".

El también alcalde de Sacedón ha recordado que la última vez que los embalses han estado en un nivel considerado aceptable fue en el verano de 2011, cuando almacenaron el 52 por ciento de su capacidad, y desde entonces nunca han llegado a esa capacidad.

Tras lamentar que "al final la política, de forma incorrecta, se decanta por las zonas donde más votos hay", ha asegurado que "es más fácil arruinar a los embalses de Entrepeñas y Buendía que ponerle pegas a los trasvases en el Levante".

La Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía engloba a 22 municipios tanto de Cuenca como de Guadalajara y alberga 9.000 habitantes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado