Canarias

Canarias cambia de estación con la esperanza de la recuperación

  • El complejo troglodita de Cuatro Puertas o Montaña Bermeja se compone de espacios de habitación
Las Palmas de Gran Canaria

Canarias ha entrado en el verano con una bienvenida virtual al solsticio desde Cuatro Puertas, un yacimiento con el que conectaron casi doscientos hogares para conocer el lugar en el que cada año se produce un fenómeno lumínico que indica el cambio de estación. Las islas esperan que el cambio de estación genere un nuevo rumbo basado en un turismo con mayor presencia de peninsulares y de turismo interior. El Cabildo de Gran Canaria ha querido llamar la atención sobre los recursos arqueológicos que tiene la isla. Así, ha organizado un recorrido virtual 'La Luz del Verano en Cuatro Puertas', en el que los participantes pueden aprender que los antiguos grancanarios contabilizaban las lunas para elaborar sus calendarios y organizar su vida.

En el calendario aborigen, los meses tenían 29 y 30 lunas, y un año contaba con 354. Tenían ciclos de tres años que sumaban 1.062 lunas. Al concluir el tercer año, incluían 33 lunas y de esta manera controlaban los fenómenos solares y lunares. Los aborígenes grancanarios sabían que el control del tiempo y las estaciones garantizaban su supervivencia y la perduración de sus formas de vida. En el recorrido virtual, los internautas visitaron el almogarén ubicado en la cima de la montaña Bermeja, apreciaron la Cueva de los Papeles y el conjunto troglodita de Los Pilares.

El complejo troglodita de Cuatro Puertas o Montaña Bermeja se compone de espacios de habitación, zonas de almacenamiento y ambientes destinados al culto o actividades rituales. Se trata de un complejo compuesto por cuevas en las que los aborígenes desarrollaban habitaban y desarrollaban sus vivencias. Los investigadores estudian dos hipótesis relativas a la Cueva de Cuatro Puertas, excavada en toba volcánica; la primera, que era un lugar para habitar, y la segunda, que funcionaba para desarrollar rituales.

Muy cerca de esta cueva se encuentra el almogarén, los investigadores interdisciplinares también estudian dos ideas, la primera que fuera un sitio de culto y la segunda que se trataba de un entorno de observación de la llegada del verano. Los visitantes siguieron el camino aborigen en dirección al sol, y en la parte sur del conjunto, encontraron otra cavidad artificial, la Cueva de los Papeles, cuyas paredes presentan grabados geométricos a modo de triángulos púbicos que los arqueólogos relacionan con ritos de fertilidad. En la cara sur de la montaña, el visitante virtual visualizó un grupo de cuevas llamadas Pilares y la Audiencia, y hacia el sol se observa otro conjunto de cuevas de uso funerario y una cantera de molinos circulares que siguió empleándose tras la conquista.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin