Emilio Sáez la aventura de correr de Castellón a A Coruña descalzo

Correr descalzo supuso para Emilio Sáez el adiós definitivo a las lesiones crónicas de rodilla, y este verano este profesor universitario ha podido cumplir un sueño de superación y aventura al correr sin calzado los 940 kilómetros que separan Castellón de A Coruña.

Emilio Sáez Soro (Albacete, 1965) empezó su transición al “descalcismo” en 2011, al principio con sandalias pero luego ya descalzo, y lo hizo “sin más”, haciendo caso a una sugerencia y sin meditarlo mucho. Ya entonces le empezó a rondar la idea de hacer una travesía que ha llamado “El camino del fauno”.

Su aventura que fue llevada acabo en verano durante sus vacaciones “disfrutándolas de forma muy especial” le lleváron a recorrer España durante 36 días.

A pesar de los sufrimientos del camino donde padeció los diferentes terrenos, confiesa que su viaje le ha dejado la “sensación de que nuestro cuerpo y nuestros pies son mucho más fuertes de lo que imaginamos y que por nuestros propios medios podemos llegar a cualquier parte”.

“Sientes que con tranquilidad y corriendo relajado no hay distancia imposible”, apunta y añade que, aunque al llegar a A Coruña tenía “ganas de volver a casa”, físicamente podría haber seguido mucho más, porque el cuerpo se habitúa y los pies aguantan “a la perfección”.

Desvela que el truco para correr media España sin zapatillas es “correr atento a lo que te rodea y no hacer cosas absurdas, como por ejemplo pisar vidrios”.

Emilio Sáez ha competido en muchas carreras de esta forma, incluso ha llegado a subir al podio en su categoría contra corredores con zapatillas. En carreras de montaña si ha tenido más dificultad pero eso no le ha impedido disfrutar de la competición.

Entre los beneficios de correr descalzo apunta la liberación de las lesiones que supone correr con zapatillas amortiguadas, lo “que repercute en una posición más forzada que castiga articulaciones y musculatura”, o el correr de una forma “mucho más divertida”.

Desde su experiencia de corredor descalzo, defiende que proporciona un mayor fortalecimiento integral y mejoras en el rendimiento y así, con 52 años, hace “mejores tiempos que con 25”, aun cuando entonces ya entrenaba bastante y era competitivo.

“100 consejos para correr descalzo” (2017) es la última de sus obras, con la que responde a “la falta de un conocimiento riguroso sobre esta forma de correr” y cuenta “la aventura que supone iniciarse a correr descalzo y llegar a hacer cosas impensables”.

Via: Agencia EFE

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *