Ayuntamiento sevillano y Motorpress piden disculpas por Carrera de la Mujer y crean protocolo para garantizar la de 2018

Se baraja la posibilidad de que el próximo año se celebre en marzo, haciéndola coincidir con el Día de la Mujer

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, y la consejera delegada de Motorpress Ibérica, organizadora de la Carrera de la Mujer, María Wandosell, han mantenido una reunión para analizar lo sucedido en la edición de este año, tras la que ambas partes han manifestado sus disculpas a las 14.000 mujeres que el día 8 de octubre se quedaron sin cumplir su deseo de recorrer, como ha venido sucediendo en los últimos 14 años, a la par que se ha acordado establecer un protocolo de acciones que garanticen su desarrollo en 2018.

Según el comunicado conjunto, el protocolo de actuación incluye medidas como la comunicación del recorrido con suficiente antelación, la solicitud de la documentación necesaria y la aprobación de la celebración de la prueba con al menos diez días de antelación con respecto a la salida.

Ambas partes han coincidido en la “relevancia” que tiene para cada una de las participantes esta prueba, que va “mucho más allá de un evento deportivo”. “Sevilla no puede perder la ‘marea rosa’ y desde hoy mismo se ha empezado a trabajar para que la Carrera de la Mujer vuelva en 2018 a las calles de nuestra ciudad con más fuerza que nunca”, se añade.

Esta reunión fue ya anunciada por Espadas el pasado viernes, cuando apostó por aclarar lo sucedido con la empresa y analizar una “compensación” a las 14.000 personas inscritas, más allá de la devolución del dinero, además de plantear una mayor implicación del Ayuntamiento en su organización, abogando por su “asunción” por parte del Consistorio.

Además, este mismo jueves tiene lugar una sesión extraordinaria del consejo de gobierno del Instituto Municipal de Deportes (IMD), con un orden del día encabezado por una “información verbal” sobre la suspensión de la carrera.

De hecho, al respecto, el concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera (PSOE), defendía en su momento que la empresa era la “única culpable”, ya que comenzó a comercializar los dorsales desde julio sin tener los permisos ni autorizaciones, no había pagado la tasa por la ocupación de la vía pública en la Plaza de España y el plan de movilidad “estaba incompleto”, entre otros. De su lado, Motorpress negaba tal extremo, alegando que había aportado toda la  la documentación y diciendo que el Ayuntamiento fue quien impidió la carrera.
Via: Europa-press

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *