Consejos básicos para el corredor sano y eficiente

Cada día el running tiene más adeptos, hombres y mujeres que sale a correr por la mañana antes de irse a trabajar o que llega del trabajo y solo puede pensar en cambiarse para salir a entrenar.
El problema de tanto crecimiento es el desconocimiento en el sector de los nuevos corredores también aumenta, se lanzan a entrenar sin leer, informarse o buscar un entrenador que pueda guiarles acerca de qué es mejor para los objetivos que se han propuesto. Eso genera una serie de problemas en el runner que no solo están asociados con lesiones sino también con cuestiones que tienen que ver con la alimentación o con el estado mental de la persona.
Preparación mental
Con las nuevas tecnologías casi todos los corredores están al tanto de los efectos positivos que produce el running en cuerpo y mente. La liberación de la llamada sustancia de la felicidad, que no es otra cosa que un conjunto de endorfinas que producen bienestar y relajación, es toda una “droga” para el corredor.
Muchos profesionales de la psicología, e incluso de la psicopedagogía, ya han alertado de la adicción que puede llegar a provocar la liberación de estas sustancias por parte del cuerpo. De hecho el running genera una adicción que puede llegar a ser peligrosa, provocando una sensación de dependencia de la que deriva la llamada “ runnorexia”. En la actualidad, se calcula que el 18% de quienes corren asiduamente la sufren.
Entrenamiento correcto
Marcarse unos objetivos y conocer el estado de forma en el que se encuentra la persona que va a comenzar a correr es quizás el paso más importante que debe dar una persona que quiere iniciarse en el running. No es lo mismo empezar desde cero que ya tener cierta forma física, la cual te permite incluso iniciar rutinas de musculación y combinarlas con entrenamientos de running más avanzados. Muchos nuevos runners acuden a entrenadores personales o clubs de atletismo y otros tantos consultan páginas como http://www.eleconomista.es/blogs/running-de-ciudad/ . Lo importante es saber marcarse un objetivo acorde a tu estado de salud y comenzar un entrenamiento acorde a ello que, además, te sirva para evitar lesiones.
La lesión más común dentro del mundo de corredores principiantes y profesionales es, sin ninguna duda, la fascitis plantar, una enfermedad del pie de la que se puede encontrar toda la información en http://www.eleconomista.es/blogs/running-de-ciudad/2012/05/28/como-recuperarse-de-la-fascitis-plantar/ y que llega a ser muy dolorosa y muy extensa en el tiempo. La reconocerás porque produce un dolor intenso en la zona interna del talón que no te permitirá andar correctamente y mucho menos salir a correr.
Otra serie de lesiones del corredor vienen ocasionadas por la falta de calentamiento, por el sobreentrenamiento o por la falta de adecuación entre el tipo de entrenamiento y el corredor, entre otras cosas.
También es muy común ver lesiones en corredores inexpertos que salen a correr con zapatillas running que no son adecuadas o con otros complementos deportivos que les producen fatiga, rozaduras y otra serie de problemas que pueden derivar en problemas más graves.
Dieta adecuada
El último paso importante para convertirse en un runner eficiente desde el principio es tener constancia de que la dieta tiene que cambiar. Comer saludable, ingerir el mayor número de vitaminas y minerales posibles y reducir el consumo de grasas son algunos de los consejos que podemos lanzar desde aquí.
El corredor actual toma suplementos deportivos y deja a un lado la comida basura”, así como los platos precocinados que venden en los supermercados y te centres en elaborar comida casera lo más natural posible. Así, los hidratos de carbono, los lácteos, las proteínas, las frutas, las verduras y las legumbres deben formar parte de tu nueva dieta runner.
Puedes ponerte en manos de un profesional para iniciar una dieta equilibrada acorde con el deporte que vas a practicar y con el objetivo que quieres marcarte. Y, por favor, evita las dietas milagrosas si eres de esos nuevos corredores que se inician en el mundo del running solo con el objetivo de perder peso.
En definitiva, para ser un buen corredor y llevar una vida saludable acompañada de la práctica del running es fundamental saber cuándo tienes que buscar ayuda de profesionales, crear un plan de entrenamiento personalizado en base a tus objetivos y tu estado físico, tener precaución con las lesiones y adaptar tu dieta a tu nueva vida deportista. Esas son las claves para ser un runner eficiente desde el principio.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *