Un atleta toledano recorrerá diez kilómetros en retrorunning y a los dos días subirá 6.400 escalones

retrorunning-cristian-lopezEl retrorunnig es una modalidad de carrera en el que la persona va hacia atrás y este próximo día 28 de diciembre el atleta toledano de carreras verticales Christian López se ha propuesto hacer un recorrido de 10 km utilizando esta técnica.
Su reto no tiene otro objetivo que recaudar fondos en beneficio de la Asociación a favor de niños con Necesidades Educativas Especiales (Afannen), no siendo este el único ya que dos días después, el día 30, Christian se ha propuesto subir y bajar 6.400 escalones en el entorno de la puerta de Bisagra en Toledo.
López, un joven de 28 años natural de Cabañas de la Sagra y doctor en Ciencias del Deporte, declaraba “este año he tenido muy buen rendimiento deportivo” del que destaca un tercer puesto en la carrera vertical del circuito mundial en la catedral de Ulm (Alemania), “no podía acabar el año” sin un reto de estas características en favor Afannen y que va a retransmitir en directo a través de Facebook.
En cuanto al primer reto, López ha indicado que va a afrontar los 10 kilómetros hacia atrás en la pista de atletismo de Yuncos (Toledo), donde va a estar acompañado por voluntarios que ofrecerán información sobre Afannes, de la que se podrán adquirir calendarios, por un donativo de tres euros, u otros artículos como pulseras con el propósito de colaborar de manera solidaria con ella.
El atleta de carreras verticales señala que la técnica utilizado en el ‘retrorunning’ es “muy complicada” ya que hay que ir “casi de puntillas” durante toda la carrera y que está ensayando desde hace unos meses con la intención de preparar el campeonato mundial de esta especialidad que se va a celebrar en Dublín (Irlanda) en el 2018, en la que espera competir en las categorías de 800 y 1.500 metros.
Con un día descanso, para que “no pase factura” el esfuerzo realizado del primer reto, López se enfrentará a las escaleras situadas en el entorno de la puerta de Bisagra de Toledo, en las que realizará 15 subidas y 15 bajadas para completar un recorrido de “alrededor de 6.400 escalones”.
Esta última es una prueba en la que López ya ha competido en diversos eventos como la carrera vertical que se realiza cada año en el hotel Bali de Benidorm, donde ha llegado a alcanzar un séptimo puesto, o la que se realiza en el ‘Duna Tower Office Building’, en Budapest (Hungría) , una prueba “muy explosiva” en la que el toledano participará el próximo mes de febrero.
López, que este año ha superado el récord que había establecido en la carrera de las Calzadas de Mallona, en Bilbao, una prueba en la que se recorren 311 escalones y de la que bajó el tiempo en completarle en 11 segundos –1 minuto y 17 segundos en total–, ha avanzado que “a principios de 2018 intentará establecer un récord Guinness.

Aunque no ha querido desvelar con que prueba intentará alcanzar este desafío, el atleta sí ha afirmado que podría plantear una distancia como “los mil metros o la milla” en la que, corriendo hacia atrás, bajara el tiempo que haya ya establecido.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *