La obsesión de bajar tiempos en el running

Foto: Álvaro Barrantes

Foto: Álvaro Barrantes

Para muchos salir a correr implica una rutina que suele comenzar al activar el cronometro, aplicación o reloj GPS, hasta aquí todo correcto pero ¿cuándo deja de ser una variable motivadora a una obsesión?

Toda obsesión y más en el mundo del deporte es algo peligroso, llegar a identificarla puede ser algo complicado y más aún en el mundo del running, lleno de personas que sin dedicarse profesionalmente a este deporte, pasan muchas horas entrenando.
También esta alejado de la realidad el pensar que los tiempos no son algo importantísimo en este mundo, ya que con ellos nos motivamos y nos dan las referencias para crearnos metas.
Camuflar esta obsesión con la necesidad de alcanzar una marca en una competición es algo que cada uno debe evaluar por si mismo, sobre todo si ya eres una corredor experimentado, que conoce cuáles son tus límites y hasta dónde puedes exigirte.

Olvidamos que al empezar a correr los tiempos era lo menos importante, las metas se centraba en aguantar y llegar a superar una distancia. De vez en cuando es aconsejable que te relajes y dejes de mirar el reloj disfruta de correr sin obsesionarte por el ritmo que llevas.
Si lo único que te importa a la hora de entrenar es el tiempo que marcas corres el peligro de perder pronto la motivación. No tardarás en sentirte frustrado porque tienes ciertas expectativas que puede que no logres alcanzar, o peor aún, puede que te lesiones al forzar el cuerpo.
Para evitar esto es necesario acumular kilómetros y llegar a conocerse lo suficiente como para marcarse metas realistas, con las que los tiempos puedan ser una motivación y no una obsesión.
Con tus primeras carreras podrás establecer tus referencias de tiempo, sabiendo que es necesario tener un plan de entrenamiento para poder disfrutar de futura mejoras.
Obsesionarse con el cronometro solo puede ser perjudicial, es la peor estrategia para convertirse en un gran corredor y, sobre todo, para disfrutar del camino hacia tu objetivo, algo fundamental para mantener viva la motivación y la constancia.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *