La artrosis prematura en los corredores

dolor de articulacionesLa artrosis, enfermedad degenerativa que siempre se ha relacionado con edades avanzadas, vida sedentaria o sobrepeso ahora también está relacionada con el trabajo deportivo.
La artrosis es una patología degenerativa de los huesos que comienza por la destrucción o pérdida gradual del cartílago articular. Este cartílago recubre a la articulación proporcionando protección contra deslizamientos y rozamiento de un hueso sobre otro, así como amortiguación en las cargas. Esto afecta no solo a la superficie articular sino también a todo la estructura como son ligamentos, tendones o meniscos.
Correr puede ser parte indispensable para mantener un sistema óseo sano pero un mal uso o un uso excesivo de la carrera pude llevar a sufrir una artrosis prematura. Las partes que más la sufren suelen ser articulaciones como la rodilla o la cadera.
Cada vez son más los jóvenes deportistas que padecen esta enfermedad. Y a pesar de no tener pruebas científicas sobre las causas de la aparición prematura de esta patología, está muy contrastado que el exceso de deporte con una mala o deficiente alimentación pueden estar muy relacionados.
También conviene recordar la importancia de prevenir este daño, pues la artrosis es una patología crónica y, por ahora, tiene pocas opciones de tratamiento eficaz más allá de la cirugía. Por lo tanto la prevención es la manera más eficiente de luchar contra este trastorno musculoesqueletico.
Para prevenirla, lo primera es saber escuchar a nuestro cuerpo y reconocer cuando es necesario parar para recuperar algún dolor articular, si sobre todo sometemos el cuerpo a rutinas de entrenamiento muy intensas en las que nuestras articulaciones aguantan mucha tensión.
Fortalecer los músculos que rodean las zonas susceptibles de degradación como rodillas o cadera ayudaran a aliviar tensión y por lo tanto el desgaste.
Además de escuchar a nuestro cuerpo y respetar los tiempos de descanso, es necesario que protejamos al máximo las articulaciones mediante el equipamiento adecuado a la hora de practicar deporte. Tener el calzado correcto para recibir la amortiguación necesaria a la que estemos acostumbrados y realizar trabajo progresivo de menos a más para acostumbrar al cuerpo.
Por otro lado es necesaria una correcta ejecución de la carrera ya que la acción directa de los músculos evitaran daños innecesarios, teniendo estos una facilidad de recuperación más rápida que las articulaciones.
Por último la alimentación con la que debemos dotar a las articulaciones tiene que estar llena de vitaminas y minerales necesarios para conseguir que el colágeno esté en perfectas condiciones. Vitamina C, calcio, potasio o magnesio no deben faltar en la dieta y si existe carencia de alguno de ellos, el mercado proporciona complementos alimenticios muy recomendables para evitar la artrosis prematura.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *