Cómo equiparnos para correr en invierno

GEL-KAYANO 22 -5A empezado el frío y con él las dificultades para salir a correr al aire libre. La lluvia, el viento e incluso la nieve pueden convertir tu salida en un infierno, pero si estas debidamente equipado para combatir las inclemencias meteorológicas puede convertirse en algo totalmente nuevo, y por ello, más divertido y motivador.

Ya sea en el campo o la ciudad, la ropa y el calzado deportivo adecuado sumado a una buena alimentación y una motivación suficiente pueden hacer que llegues a disfrutar del running en invierno. Esto es lo que necesitas para que el frio no se entrometa entre tú y el running:
Calzado adaptado a las condiciones meteorológicas, lo importante en carrera es conservar los pies secos, impedir que la lluvia y la nieve penetren en el calzado, y tener estabilidad sobre terrenos resbaladizos. Las zapatillas de trail running, naturaleza, o carretera con suelas de tacos disponen de una membrana impermeable interior, son ideales para correr confortablemente y con total seguridad sin enfriarse. Los calcetines son también importantes, deben expulsar el sudor y mantenerte caliente. Hay buenos modelos para el frío invierno. Si aun así la humedad penetra cambiarse de calzado rápidamente no pasar mojado ni un minuto, esto vale también para la ropa.
Mallas térmicas, unas normales nos podrán mantener calientes un tiempo, pero para una salida larga, con lluvia o nieve, necesitaremos ir mejor abrigados. Apuesta por mallas largas, de tejido térmico, que ayuden a mantenerte caliente en todo momento.
Polainas, las polainas son una gran opción para mantener la comodidad. Evitarán que entre mucho barro y piedras en nuestras zapatillas y eso redundará en un mayor confort. Pero además, nos ayudarán a mantener los pies más calientes.

La primera capa tiene que ser térmica. La ropa que va pegada a nuestra piel nos va a mantener calientes y de ahí que sea muy importante. Debes tener en cuenta su importancia cuando vayas a comprarla, porque la calidad de esta prenda puede marcar una gran diferencia en confort y termorregulación.
Elige una adecuada a las características en las que vas a entrenar. Fíjate en las recomendaciones de temperatura del fabricante para saber escoger la que mejor se adapte a ti. Y recuerda que invertir unos euros más en esta prenda puede marcar una gran diferencia.

Chaqueta o cortavientos pero impermeable. Para corre con viento, lluvia o nieve es imprescindible. Ahora bien, debes tener en cuenta que no todas las chaquetas son iguales, y en invierno es posible que necesites un modelo más impermeable, aunque sea a costa de perder algo de ventilación. Al bajar las temperaturas y aumentar las precipitaciones, es habitual sudar menos, por lo que deberás prestar atención a la capacidad de mantenerte seco por fuera.
Proteger y abrigar las extremidades, guates y gorro imprescindibles. Los puntos fríos a proteger en prioridad son la cabeza, el cuello, las manos y los pies.
Los guantes no sólo deben tapar del frío, sino de la lluvia y la nieve, por lo que elegir unos con membrana impermeable puede ser una gran opción. Mantener las manos secas y calientes es uno de los objetivos primordiales.
Gorro. Taparse bien la cabeza debe estar entre tus prioridades. Para el invierno, elige un gorro o un pañuelo tubular con una mayor capacidad térmica. Un pañuelo tubular tipo buff tiene muchas opciones y es muy polivalente, pudiendo abrigar cabeza, orejas y cuello.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *