Síndrome del Piramidal

sindrome del piramidal 2Existen patologías que, por su común aparición, pueden diagnosticarse sin tener que visitar al fisioterapeuta. Una de ellas es el Síndrome del Piramidal, también conocido como la “falsa ciática”.
El músculo piramidal es el conjunto de fibras que se encuentra en la parte antero-inferior del abdomen, delante del recto mayor y cubierto por el glúteo mayor. Su origen está en el pubis y se inserta en la línea alba, contribuyendo a mantenerla en tensión. Esta dolencia, se suele confundir con la ciática, porque al contracturarse o al sufrir un espasmo, comprime al nervio ciático (su recorrido es por debajo del piramidal), y da un cuadro clínico similar al de la ciática.
Para diferenciar las dos dolencias existen maniobras que un especialista puede realizar pero podremos diagnosticar una u otra patología a través de la historia clínica del paciente. El piramidal o piriforme, a diferencia de la ciática, aparece por sobrecarga, entonces se asociará mayormente a deportistas que realizan deporte de carrera o actividad física; dentro de este bloque existen una serie de factores de riesgo:
-Mala administración de la actividad: calentamiento inadecuado, falta de estiramientos, entrenamientos de alta intensidad…
-Uso de calzado inadecuado
-Corredores de “fin de semana” (http://bit.ly/1RGFqyU)
Fuera del deporte existen pacientes con esta patología que viene derivada de otros factores como son:
-Traumatismos en pelvis o glúteo que provocan inflamación.
-Sobrepeso (http://bit.ly/29v0w65)
-Artoplastia de cadera
Los síntomas son el dolor en la zona afectada, sobre todo si nos palpamos pero también al andar en zancadas largas o en posiciones como las cuclillas. En ocasiones puede irradiar desde la parte posterior del muslo hasta la rodilla.
Simplificando este síndrome, se trata de una contractura en un músculo que hace rotar y extender la cadera por lo que su tratamiento consiste en devolverlo a su posición inicial. Esto puede hacerse mediante fisioterapia ( Ultrasonido, Magnetoterapia, Hipertermia, Masoterapia…) y estiramientos por parte del propio paciente.
De todos modos, como siempre, el mejor tratamiento es la prevención: un buen calentamiento inicial, unos correctos estiramientos al final, la visita al fisioterapeuta cada mes o dos meses y el trabajo complementario con otro deporte (gimnasio, piscina o bicicleta), son los métodos más económicos y eficaces.
Tratar esta dolencia con reposo total esta desaconsejado pues la molestia persistirá y puede agravarse con la vuelta al esfuerzo; lo mejor es el reposo activo, bajando ritmos, estiramientos a diario y sesiones de fisioterapia acompañadas de electroterapia y masaje cada semana hasta que la dolencia vaya desapareciendo.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

1 Comentario

  1. Ciatica Tratamiento: Como Aliviar el Dolor del Nervio Ciatico – 100% Natural y Garantizado

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *