Running para calvos

Junio. El sol nos castiga sin piedad. Y hay que reconocer que el pelo no es algo simplemente decorativo que los calvos echemos de menos, sino que la naturaleza o la evolución ha mantenido para proteger una de las partes más importantes de nuestro cuerpo.
La genética no ayuda. La mayoría de personas que nos gusta el running somos hombres y superamos los 25 años, rango donde la alopecia azota con furia. Para más inri la moda obliga a que cuando el cartón te empieza a clarear, hay que raparse la cabeza.
Y en la nuca, desprovista ya de cualquier sombra, esta nuestro regulador de la temperatura corporal: el hipotálamo. Encargado de hacernos sudar para refrigerarnos y que puede descompensarse si nuestra cabeza alcanza temperaturas excesivas.
Controlar las horas de salida es la primera medida que debemos tomar en estas fechas ya que el verano castiga y el sol es nuestro mayor enemigo, siendo las insolaciones o las enfermedades de piel las peores consecuencias.gorra con faldon sahariano
Hacernos con una gorra es algo obvio, que muchos despreciamos pero a lo que nos podemos acostumbrar en un par de días de entrenamiento. Lo ideal es adquirir una gorra con el mejor tejido traspirable y con faldón sahariano. Aunque es preferible usar una corriente dejar nuestra calva a pleno sol. Ojo, que calzándonos esta prenda no todo está solucionado y hay que seguir algunos consejos para seguir evitando la insolación.
Mojar con frecuencia la gorra o cualquier prenda que lleves. Refrescarte en una fuente con tus propias manos (nunca directamente del chorro) las partes más calientes del cuerpo. Para ello hay que diseñar un circuito por el que haya fuentes y no está de más que la sombra sea algo predominante en la mayoría de kilómetros.
Correr por calles estrechas o por zonas muy arboladas te ayudara a diseñar un mejor itinerario. Las estructuras arquitectónicas abandonadas, como los parkings, pueden generar corrientes de aire muy beneficiosas para refrigerarnos. Aunque no desestimemos otros peligros de estos recorridos, sobre todo si nos son desconocidos.
Espero que en tu próxima salida tomes medidas si careces de ese protector llamado cabello ya que recuperarlo va a ser tarea imposible.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *