Los errores más frecuentes a la hora de iniciar una actividad física

errorres mas comunes 2De igual manera que no necesitamos un nutricionista para alimentarnos o un diseñador de moda para vestirnos, consideramos que no es necesaria la tutela de un entrenador profesional para iniciarse en esto de correr o de cualquier tipo de actividad física.
Con la llegada de Internet la información llega a cualquier persona y esta puede aprender, comparar y sobre todo, elegir cuál puede ser la mejor manera para empezar a entrenar, y es que para correr o ponerse en forma, podemos comenzar de muchas formas, dependiendo de:

• Nuestro objetivo concreto
• De los días que podamos entrenar
• Del lugar de entreno
• Del material del que disponemos
• Del tiempo que dispongamos
• Del tipo de entrenamiento que más nos guste

Para estar en forma podemos elegir más de un tipo de actividad física, existen infinidad de deportes o tipos de ejercicio que podemos combinar, correr, nadar o ir en bici. Estar 1 hora e ir a ritmo medio o hacer series de intensidad, podemos trabajar con pesas, con máquinas, con nuestro propio cuerpo, al aire libre, 6 días a la semana o 2 días… y todo nos puede funcionar.
Pero nadie es un experto el primer día, quien lleva entrenando desde hace tiempo ha adquirido algo de experiencia y la facilidad que existe hoy en día para conseguir información es suficiente para adquirir una formación básica para entrenarse. Aún así, no sería raro que nos equivocáramos o que pensando que lo hacemos todo bien, no veamos los resultados que esperamos.

Errores más comunes al entrenar

La Intensidad
La intensidad es un factor esencial, pero tanto por exceso o por defecto pueden perjudicar nuestro entrenamiento. Una de las mayores equivocaciones que comete la gente es entrenar siempre a la misma intensidad, ya que el cuerpo se adapta rápidamente al nivel que le exijamos. Si siempre corremos 1 hora al mismo ritmo, el cuerpo se adapta a ese estímulo, gana eficiencia, pero cada vez quema menos. El cuerpo mejora en base a pequeños desequilibrios progresivos. Intentaré un día correr algo más rápido, otro día más lento, otro día de forma interválica (series), otro día levantando más peso, otro día menos peso, otro día haciendo ejercicios multiarticulares, otro día con ejercicios analíticos.
Descanso
Con el descanso casi siempre se comete el mismo fallo, que es no reposar lo suficiente. Las prisas por ponernos en forma rápidamente puéde hacernos caer en el sobre-entrenamiento. El sobre-entrenamiento más allá de provocar que no mejoremos, además puede ser causa de algún tipo de lesión. De hecho es con el descanso cuando el cuerpo procesa aquello que le damos en los entrenamientos. Si alternamos bien la carga de trabajo y descanso, cuando toque, veremos resultados sin lesiones.
Técnica
Da igual si hacemos pesas, corremos, vamos en bici, nadamos…, cada una de estas disciplinas tiene una técnica. Deberíamos fijarnos un poco en ella simplemente por un tema, no ya de eficiencia en sí, sino de prevención de lesiones. Aquí no queremos competir ni ser los mejores del mundo corriendo o nadando, pero si practicamos algunas de estas disciplinas deberíamos intentar hacerlo con la máxima seguridad para nuestro organismo. No pasa nada por hacer un ejercicio mal ejecutado un día, pero si a lo largo de las semanas, meses, años, eso terminará por repercutir en forma de lesión. Nadar es muy bueno, por un lado estamos mejorando en un aspecto, pero por otro estamos fraguando una lesión. ¿Quién no se ha lesionado levantando pesas o corriendo? Si hemos decidido entrenar y hacerlo de forma habitual no estaría de más, asegurarse de ejecutar correctamente los diferentes ejercicios y disciplinas.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *