Controlar tus entrenamientos es la clave del éxito

Heartbeat make running men

Si estas enrolado en esto del running es porque tienes un objetivo en mente, ya sea un cinco-mil un diez-mil o una ultra-maratón. Lo más habitual es pensar que cuantos más kilómetros hagas más cerca estarás de tu objetivo, pero nada más lejos de la realidad. Forzar más de lo que tu cuerpo está acostumbrado o no descansar puede ser el motivo que eche al traste tu ansiada meta.
Este articulo está dedicado a aquellos que fuerzan la maquina más de lo que deberían, a aquellos que cualquier plan de entrenamiento les parece poca “chicha”. Su ansiedad puede acumularse e incrementar la probabilidad de agotamiento físico y mental e incluso puede provocar una lesión.
Para no incurrir en el desgaste excesivo, la planificación lo es todo. Tener un plan de entrenamiento y ceñirte a él asegura el éxito en tu reto personal. Porque dejarte llevar por la satisfacción inmediata sin ningún guión no te ayudará a lograr tu objetivo.
Si aun así no te gusta seguir las directrices marcadas en un entrenamiento y prefieres salir a tu aire, te damos unos consejos para diseñarte tú mismo tu plan de entrenamiento:
Cambia los ritmos. No es necesario que siempre vayas a la máxima velocidad posible. Por ejemplo, si haces 5’05 minutos el kilómetro, no pasa nada si un día o dos a la semana bajas a 5’25. Quizá así puedas alargar el kilometraje sin sufrir fatiga.
Reduce el volumen. Si estas habituado a correr 30 o 35 kilómetros semanales, disminuir una semana el 10 o 20% no retrasará tu progresión. Puedes reducirlo de una sola sesión o poco a poco durante toda la semana.
Equilibra semanas más duras con semanas menos intensas. Es la clave para combinar el trabajo duro con la recuperación física y mental. Los entrenadores profesionales reducen el volumen entre el 20 y el 25% de la intensidad, el tiempo y la longitud cada cuatro semanas.
Ponerte una meta anual hará que progreses de forma segura y cojas fondo para futuros retos. Tanto si eres “rookie” como un veterano en esto del running”, tendrás que hacer una planificación con tiempo suficiente. Con el que tu sistema cardiovascular este preparado para el aumento de velocidad y distancia, a de más de que tus músculos, tendones, huesos y ligamentos tengan tiempo de adaptarse y reforzarse.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *