Que la lluvia no pare tu progresión

lluvia 2¿Eres de los que cuando el hombre del tiempo predice que va llover te ahorras el entreno?
Pues la lluvia no puede pararte. Es cierto que puede afectar a tu plan de entrenamiento pero salvo tormentas eléctricas o vientos muy fuertes, casos en los que no es aconsejable salir a correr, tus sesiones pueden realizarse, ya que lo importante es que te mantengas activo aunque los resultados no sean los mismos.
Lo primero es adaptar tu equipamiento a las circunstancias, ten en cuenta sobre todo que la ropa pesará más cuando esté mojada, por lo que debes procurar no llevar cosas que pesen. Sobre todo si no son demasiado frías, ya que al ejercitarte con que uses poca ropa iras suficientemente abrigado.
Una gorra para que la lluvia no te quite visibilidad puede ser útil. Un cortavientos transpirable e impermeable. Pero recuerda que la impermeabilidad de las prendas no es para siempre y acaban perdiéndola con el tiempo.
Proteger las zonas más expuestas a las rozaduras de manera más meticulosa, debido a que la humedad ablanda la piel y hace que la ropa pueda provocar irritación.
Es imposible conseguir que tu calzado no se moje por lo que optar por uno con un buen sistema de drenaje es una buena opción. También es necesario que nos proporcionen más estabilidad y sujeción. Te aconsejamos que en tu ruta evites pisar zonas pintadas de la calle o metálicas que se vuelven resbaladizas cuando están húmedas.
Zonas reflectantes en cortavientos, zapatillas, pantalones o mallas para que te permitan ser visible tanto en la ciudad (para que te vean coches, motos, etc) como en el campo.
Trata de correr por lugares que conoces bien para evitar sorpresas. Si haces trail running o vas a correr por la naturaleza evita zonas muy embarradas para que tus articulaciones no sufran más de la cuenta.
No te olvides al acabar tu entrenamiento de realizar los estiramientos oportunos para recuperar la musculatura y evitar tensiones. Preferiblemente a cubierto para que no estés demasiado tiempo con la ropa mojada sobre tu cuerpo.
Una vez acabada la sesión es importante quitarte la ropa lo antes posible y dediques unos instantes a secarla en especial las zapatillas. Para ello puedes usar papel de periódico arrugado e introducirlo dentro del calzado y así no perderán la forma y se secaran más rápidamente.
Con estos consejos estaréis más preparados para disfrutar corriendo bajo la lluvia.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *