Cómo comer avena y no odiarla a los dos días

Para muchos la avena parece pienso para pájaros y el sabor corrobora esta afirmación.
Pero desde hace un tiempo este alimento está en boca de todos y nunca mejor dicho. Su uso se ha disparado tanto para deportistas como para los sedentarios, debido a sus incontables propiedades. La composición de este cereal cuanta con un buen número de nutrientes y vitaminas, diferenciándolos de otros en su alto contenido en proteínas. En comparación con otros cereales ésta su propiedad más significativa, aunque no proporciona el aporte necesario para cubrir las necesidades diarias de una persona. Entre sus propiedades está también que sus hidratos de carbono son de absorción lenta lo que da al cuerpo energía para todo el día y justifica que en casi todas las dietas se consuma por las mañanas, en el desayuno. La avena tiene un alto contenido en fibra lo que ayuda a mantener una buena flora intestinal, depurar el organismo en general y regular el colesterol. Incluso Otros ayuda a la producción y desarrollo de tejido nuevo en el organismo previniendo el riesgo de cáncer. Todos estos beneficios han hecho de la avena un nutriente fundamental en las dietas, sobre todo en la de los deportistas.
No se nos olvida mencionar el efecto de saciedad que produce, por lo que es utilizado en muchas dietas adelgazantes. Lo bueno de la avena es que se puede consumir cruda, cocida (previamente en remojo) y en formato líquido (leche de avena). Además, este cereal se puede acompañar con diferentes alimentos y bebidas creando así decenas de platos variados. A continuación te damos algunos ejemplos de cómo tomar la avena.
– Agua o batido de avena: se hace muy fácilmente, con agua y endulzándola con un poco de miel, si disponemos de una licuadora podemos sustituir el agua por leche y añadirle alguna fruta que convierta la avena en una batido rico y sabroso.
– Tortitas de avena: una receta fácil y rápida para los más vagos o los que menos tiempo tienen. Sólo necesitas 60 gr de harina de avena (trituramos copos de avena y harina y ya lo tenemos, no hace falta comprarla), 6 claras de huevo, edulcorante, una cucharadita de canela y una cucharada de sacarina líquida. Lo batimos todo junto y vamos vertiendo la masa en una sartén engrasada con aceite de oliva para que no se nos queden pegadas. Puedes acompañar las tortitas con fruta, mermelada, queso fresco, o cualquier alimento que se te ocurra.avena 3
-Hamburguesas de avena con champiñones: muy fácil de realizar. Solo requiere ponerlas a remojo mezclándola posteriormente con los champiñones y arroz cocido, aderezarla con yema de huevo y especies y ya están listas para freír.
-Las galletas de avena también son de lo más conocido y perfectas para merendar.avena 2
-Y si buscas algo más fácil: agrega la avena a tus ensaladas o en el desayuno con un poco de leche.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *