Conoce la Quinoa e incorpórala a tu dieta

quinoaLa quinoa es un alimento relativamente desconocido en nuestro país pero mucho más popular en otros como Bolivia o Perú, donde en el pasado fue la principal fuente de alimento.
Hablamos de una semilla que se puede consumir fácilmente con una simple elaboración, por lo que se la denomina Pseudocereal y que ya es considerada como uno de los alimentos más completos debido a su composición.
La quinoa compuesta en su mayor parte por Hidratos Complejos, alberga también una gran cantidad de proteínas, 16 gramos de cada 100. Esto le hace ser un alimento muy compensado ya que su aportación de grasas es de 6 gramos por la misma cantidad de alimento. Si lo comparamos con otros cereales, contiene más proteínas y sus grasas, aunque no son pocas, en su mayoría son insaturadas. También posee ácidos omega 3 buenos para la coagulación y el beneficio en enfermedades cardiovasculares. Debemos destacar su alto aporte de fibra ya que alcanza los 15 gramos por cada 100 ingeridos y sus micronutrientes como el potasio, magnesio, calcio, fosforo, hierro, cinc, además de vitaminas como B y E.
Fue una planta sagrada para la antigua civilización Inca y aunque existen cientos de variedades cada una con distintas propiedades, en nuestro país a penas se comercializan 3 o 4. La más común es la blanca que es la más amarga, debido a la saponina, un repelente que produce naturalmente contra los insectos. Lavarla bajo el agua frotando ligeramente soluciona el problema. La roja, mucho más crujiente y con ligero sabor a nuez es otra de las más habituales siendo la negra, rica en litio, y la rosa, la más dulce, menos común y complicada de conseguir.
Para el deportista puede ser un alimento muy valioso, semejante a la avena, pero más completa dada la presencia de buenos minerales, de hidratos complejos y proteínas como ya hemos mostrado. Claramente la quinoa puede emplearse en todo tipo de dietas, es de mucha utilidad y puede ofrecer notables beneficios a la salud del organismo
Después de lavarla debemos hervirla como si fuera arroz, por espacio de entre 15 a 25 minutos y ya la podemos utilizar para ensaladas, sopas, o recetas innovadoras y muy sanas.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *