Pubalgia, cómo identificarla, tratarla, y prevenirla. (Las lesiones más comunes de los runners III)

Consejos para corredores que vuelven de una lesiónTambién conocida como la hernia del deportista o dolor de ingle, la pubalgia abarca el dolor en una zona que va desde los músculos rectos interiores del abdomen (la musculatura abdominal) hasta la zona de los abductores en las piernas.

Es una lesión muy común en otros deportes como el fútbol pero que cada vez la sufrimos más los runners debido a que muchos mezclamos otras disciplinas deportivas con largas sesiones de carrera. Podemos identificar tres tipos de patologías:

1. Pubalgia del deportista, es una tendinitis de alguno de los musculos abdominales que se insertan por medio de un tendón en la zona púbica, y que viene provocado por una repetitiva activación de dicho musculo.

2. Osteitis pubiana, inflamación de la zona ilio-pubiana.

3. Fractura en la zona ilio-publiana debido a un golpe directo. (cualquiera de las 3 puede derivar en alguna de las otras dos).

-Causas: Existen viarios factores a tener en cuenta.

Los que están relacionados con las características físicas del paciente: si tenemos músculos abductores de la cadera demasiado cortos o con mucha tensión podemos provocar lesiones fácilmente con un movimiento excesivo o erróneo.

También están los factores externos: el elevado número de km. en nuestras piernas sin el descanso necesario, el cambio frecuente de superficies y de entrenamientos alterando ritmos y direcciones muy bruscamente.

Por último las nuevas técnicas de etrenamiento con caídas bruscas y descompensadas debido a saltos para evitar obstáculos (o incluso entrenar sobre ellos) pueden producir esta dolencia.

-Cómo prevenir: Tenemos que tener muy presente un factor determinante en esta lesión: la pubalgia es muy difícil de diagnosticar. Puede cambiar e ir evolucionando provocando diagnósticos diferentes. Para prevenir lo mejor es reforzar la zona con ejercicios de estabilización lumbopélvica (también conocidos como CORE), un calentamiento adecuado es esencial y la dosificación de las cargas en el trabajo en cuanto notemos molestias es primordial.

-Cómo tratarlas: La interrupción de las sesiones de entreno es fundamental, pero al contrario que otras lesiones el tratamiento debe aplicarse con trabajo activo. El descanso empeora la patología ya que acorta la zona dañada y crece la posibilidad de recaída. Rutinas de entrenamiento aeróbico sin dolor como ejercicios isométricos de abductores y aductores, elongación por posturas excéntricas (estiramientos) de isquiotibialesy abdominales ayudarán a acortar la recuperación.

Por supuesto también nos ayudará el tratamiento fisioterapéutico con Masoterapia. Esta técnica emplea diversos tipos de masaje (transverso profundo o Cyriax en aductores y abdominales). Se aplica mediante una fricción transversa digital que provoca la movilización a una frecuencia determinada con el fin de producir un efecto analgésico y la reordenación de las fibras de colágeno.

http://bit.ly/1hPBNsW

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

2 Comentarios

  1. Me diagnosticaron pubalgia pero hasta hora no me an hecho un buen tratamiento para solucionarlo que recomendaría para recuperarme que examen me recomienda para saber que tan grave es la lesión gracias

    Post a Reply
    • lo mejor para rehabilitarla es hacer pilates

      Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *