Maratón de Boston: dos años de la barbarie

Boston-maratonEl Maratón de Boston, la prueba de estas características más antiguas de la historia, se tiñó de sangre hace dos años. Los explosivos colocados en la zona de meta por los hermanos Tsarnaev acabaron con la vida de tres personas -entre ellas, un niño de ocho años- y dejaron más de 260 heridos. El jurado popular del juicio contra el acusado del ataque, Dzhokhar, de 21 años, ya ha dictado su veredicto: culpable.

Los turistas que visitan la ciudad de Boston tienen una cita ineludible, cruzar la línea de meta de la mítica prueba, pintada en el asfalto de una de las arterias principales de la ciudad. El Maratón de Boston, uno de los seis grandes que forman el Word Marathon Majors (junto a Nueva York, Berlín, Chicago, Tokio y Londres) está considerada como la carrera de esta distancia más antigua del mundo. La edición inaugural acaeció en 1987 durante el ‘Día de los Patriotas’, por lo que la jornada sirve además como homenaje a los caídos durante la primera batalla de la Guerra de la Independencia. Desde entonces, el tercer lunes de abril se celebra un evento que atrae a casi medio millón de espectadores y que, a diferencia de pruebas similares, exige una marca mínima a sus participantes. Sin embargo, como anécdota hay que señalar que no puede ostentar ningún récord del mundo homologado, ya que no cumple con la normativa que prohíbe que la llegada tenga una menor altitud que la salida.

El 15 de abril de 2013 el Maratón de Boston se convirtió en el escenario del segundo atentado sucedido en tierras estadounidenses desde el 11-S. A las 14:50 horas dos bombas de fabricación casera estallaron en las inmediaciones de la línea de meta llevándose la vida de tres personas y dejando heridas (muchas de ellas amputadas) a 264. Las grabaciones de la zona dejan constancia de una distancia entre ambas de unos 80 metros y una separación temporal de su detonación de 20 segundos. Los artefactos, metidos en dos ollas a presión, estaban escondidos en sendas mochilas con clavos y otros objetos que hicieron de metralla.

Pronto fueron identificados los dos principales sospechosos, los hermanos Tsarnaev, Tamerlán y Dzhokhar. De origen checheno, residían en EE UU desde 2003. El primero, (el mayor) fue abatido después de un enfrentamiento con la policía tras haber robado en un establecimiento y asesinado a un guardia de seguridad cuatro días más tarde de los hechos, el 19 de abril. Dzhokhar, de sólo 19 años por aquel entonces, fue capturado herido y puesto a disposición de la Justicia.

El último paso del proceso es la decisión unánime del jurado de declarar culpable al acusado por el atentado del Maratón de Boston. Los doce miembros observan indicios suficientes para señalar a Dzhokjar Tsarnaev por los 30 cargos de los que se le acusa, 17 de ellos castigados con la pena de muerte. La defensa ha admitido la culpabilidad, pero su estrategia se basa en señalar como principal instigador a su hermano fallecido. La Fiscalía, por su parte, ha tratado de demostrar que ambos tienen la misma carga de responsabilidad en un acto que considera se perpetró como venganza de las campañas militares de Estados Unidos en países musulmanes.

El Maratón de este año, que tendrá lugar el próximo día 20, incrementará en 9.000 los corredores que podrán disfrutar de uno de los mayores acontecimientos deportivos del mundo. En total serán 36.000 los participantes que querrán suceder al estadounidense Meb Keflezigui y la keniata Rita Jeptoo, ganadores en categoría masculina y femenina en 2014. Casualmente, un día después de la prueba comenzará la fase de sentencia del juicio. Estaremos atentos.

Vía Elite Sport

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *