Pros y contras de correr descalzo

correr-descalzoEn los últimos meses y años ha entrado con fuerza la moda de correr descalzo entre los corredores populares, así como las adaptaciones de calzado con suela simulando el pie libre. Desde el nacimiento de esta práctica, basada en el hombre primitivo y sus costumbres, entró con ella la controversia de si es bueno o malo correr descalzo.
¿De dónde viene lo de correr descalzo? Es cierto que en varias zonas del planeta, multitud de personas andan, corren y hacen una vida normal descalzos y no les ocurre nada, estas suelen ser zonas de Centroamérica, África o Asia donde los recursos materiales no son la prioridad para vivir. Si nos vamos a los orígenes de la humanidad y su evolución, vemos que el inicio del calzado entró como protección para mejorar la calidad de vida, solucionando los problemas como piedras cortantes, hielo y superficies complicadas, evitando así las posibles heridas, infecciones, golpes o fracturas que se pudieran producir por la escasa protección.

El cuerpo es una máquina compleja y con gran capacidad de adaptarse al medio, por ello, el pie está diseñado para correr descalzo. La articulación subastragalina junto con el sistema de articulaciones y ligamentos, es la encargada de absorber los impactos como un amortiguador. Entonces, ¿cuál es el problema? El problema viene con los tejidos del pie, los cuales han evolucionado en los últimos siglos para crear una dermis fina y delicada que no es capaz de aguantar materiales como los cristales, el asfalto o superficies cortantes.
Si hablamos de correr descalzo, nos viene a la mente enseguida la imagen de Abebe Bikila, héroe del atletismo de los JJOO de Tokio y México en la década de los 60. Abebe no se puso un calzado hasta los 20 años, por lo que su organismo se adaptó en una superficie natural de piedra y tierra desde su infancia, creando una capa gruesa de tejido fibroso, grasa y piel. Esto es un claro ejemplo de adaptación del cuerpo humano, el cual no podemos extrapolar a la sociedad en general.

Este ejemplo nos muestra que la adaptación es importante, no es lo mismo un individuo que está acostumbrado a estar descalzo a otro que ha llevado calzado desde su nacimiento. Es esta falta de adaptación la que provoca en los individuos un grado alto de lesión, contrariamente al pensamiento que intenta provocar este tipo de práctica, lo natural y no lesivo.
Después de esta reflexión sobre esta moda, hacemos una recopilación de pros y contras:

PROS

– Correr descalzo no altera el ángulo del pie, lo cual si hace las zapatillas provocando muchas veces problemas de rodilla y cadera principalmente.
– Al correr descalzo, obligamos a los músculos de los pies y de las piernas a trabajar y absorber el impacto.
– Provoca nuevas, teniendo mayor sensibilidad con el terreno.

CONTRAS

– Corriendo descalzos perdemos la protección que nos aporta la zapatilla.
– Se pueden producir ampollas, quemaduras y demás problemas debido a que la piel es débil.
– Podemos provocar alguna lesión derivada de esta práctica al no estar acostumbrado.
Como conclusión, decir que cada individuo se conoce a sí mismo y su capacidad de esfuerzo y trabajo pero si os animáis, la adaptación tiene que ser siempre gradual y empezar de menos a más probando sensaciones.

Brian Sánchez | Entrenador trainido.com

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *