Barrios ricos y barrios pobres, retratados con Runkeeper

De los datos de la página FlowingData’s Data Underload podemos ver estos mapas basados en los recorridos de los corredores y ciclistas en las las principales áreas metropolitanas, a través de la aplicación Runkeeper.

Nueva York

Mapa de rutas de RunKeeper en New York

Mapa de rutas de RunKeeper en New York

Londres

londres

París

paris

Los Ángeles

los-angeles

Pero según indica el diario Washington Post, estas rutas no solo nos sirven para conocer los mejores lugares para ir a correr, sino que también sirven para saber cuales son los barrios ricos y los pobres en esas ciudades.
Por ejemplo, no hay muchas personas que utilizan Runkeeper en Londres al sur del Támesis, o en el lado sur de Boston, pero el distrito financiero de Nueva York, las partes más ricas de Brooklyn, y el Upper East Side son zonas con gran cantidad de rutas marcadas. Otro ejemplo, cuanto más te alejas de la costa rica de San Francisco, menos personas ha n acitvado su runkeeper.

La correlación no es inesperada. Las personas con mayor nivel adquisitivo tienden a preferir vivir cerca de parques y ríos , que son también los mejores lugares para hacer footing .  Además, las personas con pocos recursos son menos propensos a gastar su dinero objetos como smarphones o aplicaciones de fitness. También se podría poner sobre la mesa la idea de que en las clases más altas de la sociedad existe un mayor culto al cuerpo y a la belleza que en las clases más bajas.

Un artículo más en profundidad de The Atlantic sostiene que si bien el vínculo entre la pobreza y la obesidad no es algo que se haya  , podemos quitar algunos puntos importantes .

atlantic

” … La pobreza puede hacer que algunas personas obesas, pero la obesidad sin duda hace que muchas personas sean más pobres, a través de dos grandes vías:  Por un lado, esta relacionado con el nivel de ingresos que consiguen estos colectivos, especialmente en el caso de las mujeres , y  por otro lado también está relacionado con las condiciones de salud, que reducen de forma drástica los ingresos. “Las mujeres negras en particular, son víctimas de esta tendencia”, explica The Atlantic.

Vía Policymic

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *