Test | Probamos la pulsera Fitbit Flex

fitbit1

Fitbit, nos ha dado la oportunidad de hacer un test con su pulsera medidora de actividad: la Fitbit Flex. Se trata de una pulsera para medir tu actividad diaria: pasos dados, calorías consumidas, distancia recorrida y lo más innovador, la calidad de las horas de sueño. Todo un reto en un segmento que cuenta con una importante competencia con la presencia de la Nike FuelBand y, la Jawbone UP.

Diseño

La Fitbit Flex tiene un diseño estremadamente sencillo. Se trata de una pulsera de goma que está dispobile en dos colores. En el interior de la pulsera va un pequeño sensor de poco más de tres centimetros de largo y uno de grosor, que es el verdadero “corazón” de la Flex. Introduces el sensor en la pulsera de goma, y lista para funcionar.

fitbit-flex-4

La pulsera cuenta con una pequeña pantalla en su parte superior que es la que nos muestra las señales del sensor a través de unas luces LED. Cabe destacar que el paquete original incluye dos pulseras una más grande y otra más pequeña y que lo único que hay que hacer es colocar el sensor en aquella que vayamos a utilizar. El sistema de cierre es una de las cosas que menos nos ha gustado de su diseño.  Cerrarla se ha convertido en una odisea y cada que vez que hemos probado a hacerlo hemos tardado un buen rato en lograrlo.

Se puede destacar que una vez que se ha conseguido cerrar es una pulsera cómoda, mucho más que otras como la Fuel Band de Nike, hasta el punto de que te olvidas de que la llevas puesta, pero a la que se le echa de menos que pueda tener alguna función más aunque sea algo tan simple como dar la hora.

Usabilidad

Hemos usado la Flex durante aproximadamente 15 días y gracias a un USB que incluye la pulsera hemos volcado los resultados en el ordenador donde previamente hemos tenido que instalar un software de Fitbit. Sin embargo, su sencillez, que hemos destacado antes en el capítulo del diseño, se vuelve en contra a la hora de usarla ya que hace que te olvides de ella. La pulsera en sí no te aporta información y solo cuando acudes a la web es cuando empiezas a usar su potencial.

Fitbit_tablero

Durante las pruebas hicimos convivir a la flex con otras aplicaciones GPS y el resultado fue que tras ajustar un objetivo de 5.000 pasos en seguida logramos cumplirlo en un tramo que nos marcaba algo más de 4 kilómetros recorridos mientas que la apliación GPS nos daba poco más de 3 Km. Cuenta con acelerómetro de 3 ejes pero no con altímetro, por lo que  no se pueden monitorizar ejercicios que consisten en subir y bajar escaleras.

Quiza nuestra mayor decepción ha sido la medición del sueño. En primer lugar hay que dar cinco toques a la pulsera y lo único que nos hace saber que se ha activado la función sueño es un parpadeo en la pulsera por lo que en ocasiones no sabes si se ha activado o no. Además, la Flex detecta principalmente el  movimiento y al moverte por la noche la pulsera interpreta que te has despertado. Por lo que hemos leido en el foro del software se dan casos en que al levantarse algunos usuarios han visto como la pulsera había registrado más de 500 pasos ( y no, no eran sonambulos).

además de la distancia, pasos y calorías quemadas, puedes monitorizar también tus hábitos alimenticios que has de ir introduciendo de forma manual en la base de datos de la aplicación. Una función que puede resultar interesante para aquellos que quieran controlar también estos hábitos.

Conclusión

Para nosotros Fitbit Flex es una primera versión de una herramienta con un gran potencial. Igual que los primeros móviles o las primeras tablets no tienen nada que ver con lo que podemos ver ahora en el mercado, la Fitbit Flex deja entrever un gran potencial que debe ser rematado en próximos modelos.

En nuesta opinión, ahora mismo la Flex no es una gran herramienta para deportistas y sí para usuarios normales y fans de los gadgets que necesiten una motivación para salir del sedentarismo. Su precio, cerca de 90 euros.

 

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *