Ultradistancia, ¿no hay un reto mayor?

Ultra-TrailParece que existe una tendencia clara al aumento del número de pruebas del calendario en las que nos podemos enfrentar a carreras o trails de larga (o larguísima) distancia, cientos de kilómetros divididos por etapas, en regiones inhóspitas, con condiciones climatológicas extremas, salvando enormes desniveles, carreras non stop en bici de más de 700 km, etc, etc, etc. Todo empieza a parecernos poco, el Ironman empieza a ser una cosa de niños y se están buscando los límites de nuestras capacidades constantemente, pero ¿hasta dónde estamos dispuestos a llegar? y lo que es más importante ¿a qué precio?

Hasta ahora, los organizadores de carreras de montaña y similares han sido lo suficientemente cautos como para exigir a los participantes la acreditación de unos requisitos mínimos (participaciones en otras pruebas como maratones alpinas y demás) que garantizaran, o intentaran garantizar, que el corredor reunía las capacidades físicas necesarias para afrontar la prueba con garantías, pero ¿qué ocurrirá el día en el que esto no sea así? Porque ojalá nos equivoquemos, pero… puede que sea sólo cuestión de tiempo que eso suceda.

De hecho no hace falta apuntar tan alto para cometer un error que nos puede costar caro. ¿Cuántos corredores se enfrentan por primera vez a los 10 km sin haber corrido antes un 5000? Cuando lo lógico sería haber hecho 8 ó 10 carreras de 5 km antes de pasar al 10.000. ¿Y cuántos se inscriben en su primera media sin entrenar apenas nada y sin haber hecho antes una temporada de carreras de 10 km? Por desgracia, muchos.

Un maratón, por ejemplo, es una carrera a la que cualquiera puede inscribirse, y 42 km largos de impactos en asfalto, no son precisamente algo light. Realmente podemos hacernos mucho daño.

Correr es algo apasionante y que puede proporcionar muchísimos beneficios tanto a nivel físico, como mental y emocional, pero es fundamental hacerlo con cabeza. El problema de todo esto es que no todo el mundo es consciente del tipo de preparación que exige una prueba de estas características (de los 10 km en adelante), incluso cuando “únicamente” se pretende terminar la carrera.

Por lo general, los corredores pensamos que nuestra preparación se puede basar en salir a rodar, y hay quienes van más allá y se meten de manera autodidacta en el tema de las series, el fartlek, las tiradas largas… pero encontrar publicado en algún medio el entrenamiento de la última semana antes del maratón que hace Alessandra Aguilar y, por nuestra cuenta, tratar de adaptarlo y aplicárnoslo (autoentrenarnos), nos puede traer consecuencias graves.

Un corredor popular tiene que correr para disfrutar y superarse a sí mismo, pero para ello, tal y como hacemos en muchos otros aspectos de nuestro día a día, es fundamental contar con el asesoramiento de un profesional que nos ayude a fijar objetivos sensatos, y que planifique, adapte, y personalice todo el trabajo que debemos hacer para conseguirlos.

¿Cuántos de los que estáis leyendo estas líneas tenéis molestias, dolores en articulaciones, periostitis, fascitis plantar, el síndrome de la cintilla iliotibial…? ¿Cuántos de los que váis afrontando retos cada vez mayores tenéis un entrenador? En el último foro de runners al que tuvimos la posibilidad de asistir se formuló esta última pregunta. De 220 corredores levantaron la mano 5 ó 6 personas. El dato es, cuando menos, significativo.

Correr a nivel popular es disfrutar, y lo primero que hay que conseguir para poder disfrutar de nuestro deporte es no lesionarse. El tópico “no pain, no gain” no tiene mucho sentido fuera de la alta competición. Más vale hacer diez carreras a gusto yendo al 80% de nuestra capacidad, que hacer dos a tope y perdernos las 8 siguientes lesionados.

No lo olvidéis: Correr sí, pero con cabeza.

trainido

Imagen Mª Angeles Sanchez Team Sport Spirit

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. No Sweat No Gain | No Sweat No Gain - […] Ultradistancia, ¿no hay un reto mayor?elEconomista.es, on Thu, 24 Oct 2013 06:53:27 -0700Correr a nivel popular es disfrutar, y…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *