Cómo preparar tu bebida deportiva de forma casera

bebida

En anteriores post os hemos hablado de la importancia de la hidratación a la hora de entrenar y correr así como de los riesgos de la sobrehidratación o de la relación de las bebidas isotónicas en el rendimiento. Hoy os traemos un interesante artículo publicado en el Diario La Nación de Argentina donde explican como  hacer nuestra propia bebida deportiva.

Una bebida se considera isotónica cuando su concentración (se habla de “osmolaridad”) es idéntica a la del medio interno (plasma sanguíneo, en el cual “se bañan” las sustancias disueltas de la sangre). La receta más básica para obtener una bebida isotónica consiste en disolver un poco de azúcar y sal en el agua, en una proporción de 25 g de azúcar para 500 ml y de un gramo de sal para 500 ml. Todos los preparados que venden en las tiendas se han diseñado para producir bebidas isotónicas. Las diferencias entre los ingredientes utilizados (glucosa, fructosa, sodio, potasio, magnesio, antioxidantes, vitamina B1, B6, etc.) permiten distinguirlas.

Bebida Isotónica:

Este tipo de bebida compensa de manera equilibrada las pérdidas de agua y las pérdidas de azúcar. Por tanto, en situación de esfuerzo violento, está más adaptada para mantener un nivel de rendimiento, porque ayuda mejor a preservar a la vez las reservas de agua y las reservas de azúcar del organismo. Por otra parte, la presencia del conjunto de estos componentes en proporción específica contribuye a mejorar la asimilación de cada uno de ellos y a reducir el riesgo de trastornos digestivos.

Hay que mezclar cuatro cucharadas soperas al ras de azúcar con un poco de sal (aprox un dedo) y el zumo de una naranja o limón.  Completar con agua hasta llegar a un litro.

Por litro aporta: 72 g de carbohidratos y 436 mg de sodio.

Bebida Hipotónica:

Esta bebida compensa más las pérdidas de agua y menos las pérdidas de azúcares. Este tipo se adapta más a los esfuerzos de resistencia prolongada, en un entorno caluroso, cuando el objetivo prioritario es compensar las pérdidas hídricas con la bebida. Además, una bebida hipotónica reforzada con sales minerales ayuda a compensar las pérdidas de sodio, evitando así la caída de la concentración plasmática en sodio, cuyas consecuencias pueden ser ocasionalmente graves (hiponatremia). Los riesgos de trastornos digestivos con este tipo de bebida también son los más bajos.

Hay que mezclar medio litro de agua con medio litro de Sprite, ponerle un dedo de sal.  Por litro aporta 52.5 g de carbohidratos y 572 mg de sodio.

Algunos consejos:

  • Intentar mantenerlas refrigeradas para mejorar su sabor y mantener la ingesta.
  • No beber cantidades excesivas durante el ejercicio
  • Los corredores que pierdan grandes cantidades de sodio deberían consumir bebidas con mayor cantidad de sodio (se le puede agregar un poco de sal a la bebida, y/o consumir mayores cantidades de sodio a lo largo del día).
  • No confundir las bebidas deportivas con las sales de rehidratación: éstas tienen 50% menos carbohidratos y 4 veces más sal.

Vía La Nación

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

2 Comentarios

  1. Voy ha probar con la receta de ustedes 4 cucharas de azúcar , una cucharadita de te con sal, un limón y un litro de agua y otro día les cuento como me fue .Hasta ahora estuve preparando una bebida que lleva :una pizca de sal , una pizca de bicarbonato de sodio ,2 cucharadas soperas de azúcar el jugo de 2 limones y un litro de agua. juego al tenis y no mas de una hora y el mismo día tengo otras actividades . Desde ya gracias por la receta, saludos!

    Post a Reply
  2. Muchas gracias por el aporte! Empezaré a tomarla desde hoy.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *