¿Estoy lesionado o no? Consejos ante las primeras molestias

Entrena también tu técnica de carreraEs importante que seamos conscientes que una molestia muscular no tiene por qué ser una lesión pero si que puede derivar en ella,… o no. Ante un daño tendinoso, se pueden aplicar algunas terapias antes de que pasen a mayores.

Estiramientos: En otras ocasiones o hemos hablado de la importancia del estiramiento. Estirar los músculos, además de relajar, los adecúa al rango de movimiento que necesitan. Manten una buena serie de estiramientos antes y después de correr. ¿Cuándo hay que estirar? ¿Antes o después o de correr?

Aines: Son las siglas que se utilizan para los antiiflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno, naproxeno, que alivian las molestias musculares ya que inhiben la produción en el organismo de prostaglandinas, unas sustancias que controlan el dolor y la inflamación. En el lado negativo esta que también ralentizan el proceso de reparación y la síntesis de proteínas, por lo que no se debe abusar de ellas.

Hielo: Pon agua fría en la bañera y sumérgete entre 10 y 20 minutos. Eliminarás productos de deshecho, reducirás la rotura de tejidos y la inflamación. Si no aguantas también puedes aplicar hielo en un pack frío o con algún gel.

Masaje: El masaje reduce las molestias en hasta un 30% debido a que aumenta el flujo sanguineo a las zonas dañadas y ayuda a la recuperación.

Descanso activo: El ejercicio de bajo impacto durante una media hora aumenta el flujo a los músculos, lo que reduce el trauma y equilibra el PH corporal. El día después del ejercicio intenso (una carrera o una tirada larga), sal en bici o a nadar y re recuperaras mejor.

 

 

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *