Las explosiones en el maratón de Boston causan al menos tres muertos y más de 100 heridos

boton-runnersDos bombas sacudieron el lunes la zona de meta del Maratón de Boston, matando al menos a tres personas y dejando a más de 100 heridas en lo que un alto cargo de la Casa Blanca dijo que sería tratado como un “acto de terrorismo”. Se trata del peor atentado con bomba en suelo estadounidense desde que se endureció la seguridad tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, y el presidente Barack Obama prometió perseguir a su autor, en un día en que decenas de miles de espectadores llenaron las calles para ver una de las carreras más famosas del mundo. Nadie ha sido arrestado y el alto cargo de la Casa Blanca dijo que debe determinarse si el ataque fue realizado por un grupo nacional o extranjero.

Los investigadores hallaron lo que podrían ser cinco dispositivos explosivos más sin detonar en la zona de Boston, publicó The Wall Street Journal, citando a dos personas sin identificar informadas sobre la investigación. Aún tienen que estudiarse las pruebas, agregó.

Las bombas estallaron con pocos segundos de diferencia cuando muchos corredores se dirigían hacia la meta al final de la prueba en lo que había sido un día resplandeciente de primavera en el que Masachusets celebrara el Día de los Patriotas, que recuerda la guerra de independencia del país. El 15 de abril también es el último día en que se pueden pagar los impuestos.

Una columna de fuego y humo se elevó desde atrás de los espectadores que los animaban y una fila de banderas que representaban a los países de los participantes, según muestra un vídeo. Los vítores se convirtieron en llantos y pánico.

Unclaimed runner's bags from the Boston Marathon are seen in Boston“Vi gente que parecía que les había volado las piernas. Había mucha sangre sobre sus piernas. Luego la gente fue retirada en sillas de ruedas”, dijo Joe Anderson, de 33 años, un pescador de Pembroke, Massachusetts, quien acababa de terminar la carrera sosteniendo una gran bandera de Estados Unidos.

Un policía estatal de Rhode Island dijo al New York Times que había partes de cuerpos esparcidas en el lugar.

“Estos corredores acababan de terminar y ahora no tienen piernas”, dijo Roupen Bastajian. “Tantos de ellos. Hay tanta gente sin piernas. Todo es sangre. Hay sangre en todas partes. Hay huesos, fragmentos. Es aborrecible. Es como una zona de guerra”, agregó.

Ambulancias, camiones de bomberos y decenas de vehículos de la policía acudieron al lugar, y era posible ver a los espectadores llorando y consolándose entre ellos.

Entre los muertos hay un niño de ocho años, informó he Boston Globe, citando a dos fuentes de agencias de la ley informadas sobre la investigación. Además, un niño de dos años estaba siendo tratado por una herida en la cabeza en el Hospital de Niños de Boston, dijo la institución en un comunicado.

“Sonó como una bomba sónica. Sigo temblando”, dijo Melissa Stanley, quien vio a su hija cruzar la meta cuatro minutos antes de las explosiones.

Las detonaciones pusieron a la policía en alerta en grandes ciudades de todo el país, como Nueva York y Washington D.C., escenario de los ataques del 11 de septiembre del 2001.

“Estos fueron aparatos poderosos que resultaron en graves lesiones”, dijo a los periodistas el comisionado de policía de Boston, Ed David.

En la noche del lunes, Davis dijo que al menos tres personas murieron y el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, informó que más de 100 personas resultaron heridas. El agente especial del FBI a cargo en Boston, Richard DesLauriers, rehusó comentar en una conferencia de prensa la noticia acerca del hallazgo de varios dispositivos que no estallaron en el lugar. Cerca de una hora después de las explosiones en la plaza Copley a las 18:50 GMT, se produjo un incendio en la Biblioteca Presidencial John F. Kennedy a unos 5 kilómetros del lugar pero nadie resultó herido, según la policía. Las autoridades no estaban seguras de si el incendio estaba relacionado, dijo Davis.

En Washington, Obama dijo a periodistas, “No se equivoquen, nosotros llegaremos al fondo de esto y hallaremos a quien hizo esto”. El dijo que “cualquier individuo responsable, cualquier grupo responsable, sentirá el peso pleno de la justicia”. El FBI, el Departamento de Justicia, el Departamento de Seguridad Nacional y otras agencias estaban colaborando con la investigación, dijeron autoridades.

“ACTO DE TERRORISMO”

Sin saber quién perpetró el ataque, la Casa Blanca dijo que estaba manejando el incidente como “un acto de terrorismo”.

“Cualquier evento con múltiples artefactos explosivos -como parece serlo- es claramente un acto de terrorismo, y se plantea como un acto de terrorismo”, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

“Sin embargo, todavía no sabemos quién llevó a cabo este ataque y una exhaustiva investigación tendrá que determinar si fue planeado y llevado a cabo por un grupo terrorista extranjero o nacional”, dijo el funcionario.

Las dos explosiones ocurrieron a unos 50 a 100 metros de distancia mientras los corredores cruzaban la línea de meta cuando el reloj marcaba 4 horas y 9 minutos, unos 9 minutos más rápido que el tiempo promedio de carrera, como reportó la revista Runner’s World.

Los espectadores suelen rodear los 42,19 kilómetros de la carrera, con las multitudes más grandes cerca de la meta.

Mike Mitchell de Vancouver, Canadá, un corredor que había finalizado la prueba, dijo que estaba mirando hacia la meta y vio una “gran explosión”.

El humo se elevó hasta unos 15 metros de altura, señaló Mitchell, quien remarcó que la gente comenzó a correr y a gritar tras escuchar la explosión.

“Todo el mundo se asustó mucho”, sostuvo Mitchell.

El Maratón de Boston se ha celebrado el tercer lunes de abril, desde 1897. El evento, que comienza en Hopkinton, Massachusetts, y termina en la plaza Copley de Boston, atrae a un estimado de medio millón de espectadores y alrededor de 20.000 participantes cada año.

Previamente el lunes, el etíope Lelisa Desisa y la keniata Rita Jeptoo ganaron las pruebas masculina y femenina, continuando con el dominio de los corredores africanos en ese deporte.

La Orquesta Sinfónica de Boston canceló el concierto de la noche del lunes y el equipo Boston Bruins de la Liga Nacional de Hockey canceló su partido como local contra Ottawa Senators. Los Boston Red Sox habían terminado su partido por las Grandes Ligas de Béisbol en el estadio Fenway Park antes de las explosiones

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *