¿Correr en cinta o en la calle? La eterna pregunta

Cinta de correrEl running es practicamente el único deporte que puede practicar en cualquier parte y en cualquier superficie. Cualquier espacio es bueno para correr un poco y solo necesitas unas zapatillas y algo de ropa adecuada para realizar tu deporte preferido. Sin embargo, son muchos los corredores que se preguntan que superficie es más adecuada para correr.

Asfalto

Es la superficie más accesible pero también la que más hace sufrir a las articulaciones, músculos y huesos por el impacto con una superficie tan dura. Por ello cobra tanta importancia en el corredor de ciudad la elección de las zapatillas para que te ayuden a absorber parte de este impacto.

El impacto es especialmente duro al iniciar el entrenamiento todavía en frío por lo que es conveniente ir de menos a más y muy pendientes de las sensaciones que nos trasmite nuestro propio cuerpo.

Cintas de correr

Son muy utiles para esos meses de invierno en los que la climatología hace tan duro el poder correr en espacios abiertos. Sin embargo es también una superficie dura que puede hacer que sufran tus articulaciones. También es importante que estés atento a tu pisadas para no incidir de forma repetitiva en un problema al correr (pronación o supinación).

En el lado positivo está que gracias a la capacidad de ajuste puedes modificar inclinación y velocidad para adaptarlas a tu nivel de running. Sin embargo, el aspecto psicológico es más complicado en cinta. El no cambiar de paisaje hará que tengamos que buscar una motivación para no rendirnos pronto.

Para corredores habituales conviene indicar que un cambio brusco de asfalto a cinta puede provocar lesiones por el cambio de zancada, y puede inducir un acortamiento de la zancada (lo que puede o no ser deseado)

Senderos de tierra

Para nosotros es lo ideal. Bien sea en un parque o en caminos, ofrecen un entrenamiento variado en una superficie intermedia que tiene un impacto mucho más limitado que las anteriores sobre nuestro cuerpo. Además suele ser un terreno más uniforme por lo que podremos evitar lesiones.

Césped

Es una superficie perfecta si el césped es corto y esta cortado de forma uniforme. Los lugares como un campo de fútbol o de golf sulene ser muy recomendables ya que suelen estar bien cuidados. Cuando el césped está algo alto los tobillos sufren más y es posible que se te carguen mucho antes.

También hay que tener cuidado con las posibles irregularidades o agujeros que pueden llevar a una lesión de tobillo. Es importante prestar especial atención cuando ha llovido ya que es una superficie muy traicionera que nos puede llevar a acabar con los huesos en el suelo

Arena

Es un entrenamiento duro, es con el que más calorías se queman, pero sin embargo es suave para las articulaciones. Es perfecto si se quiere trabajar más o para aquellos que quieran recuperarse de una lesión.

Si se quiere trabajar los gemelos lo ideal es ir por la parte seca y suelta, sino por la parte mojada. Como en muchos casos el terreno suele tener inclinación, especialmente la parte mojada, es conveniente correr en ambas direcciones para evitar desequilibrios.

 

 

 

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *