Consejos para tus primeros entrenamientos

entrenamiento para principiantesSi ya has decidido que quieres probar a correr aquí te damos algunos consejos para que vayas tomando poco a poco el hábito hasta convertirte en un corredor.

Para empezar es muy recomendable combinar una carrera suave con tramos donde se camina para ir ganando algo de condición física. Para ello, comienza calentando tus músculos  caminando durante 5 minutos. Después prueba a trotar más o menos el mismo tiempo y descansa de nuevo con un nuevo tramo caminando. Puedes alternar tramos muy cortos corriendo con pequeñas caminatas, por ejemplo 3 minutos corriendo y  6 minutos caminando. Repite el patrón correr/caminar hasta que hayas cubierto tu objetivo de distancia o tiempo.

Es importante que cambie de  correr a caminar antes de que tus músculos estén demasiado cansados. Esto permitirá que tus músculos se recuperen inmediatamente, y por tanto podrás aumentar el tiempo y la distancia que puedes cubrir durante la sesión. Si esperas hasta que estés muy cansado, terminaras caminando muy lento y será difícil empezar a correr de nuevo.

Para las partes en las que vayas andando, asegúrate de que no llevas un paso demasiado suave. Debes mover tus brazos, de manera que tu ritmo cardíaco se mantenga elevado. De este modo, tendrás una buena sesión de ejercicios cardiovasculares y harás la transición más fácil para volver a correr.

A medida que continúes con el programa, trata de ampliar el tiempo durante el que corres  y reducir el tiempo donde caminas. Termina siempre tu sesión caminando para enfriarte.

Una vez que ya hayas tomado fondo físico y ya sientas que estás preparado para correr durante tramos largos, no te sientasobligado a abandonar este método. Algunos corredores de larga distancia lo usan en entrenamientos y carreras para ayudar a reducir el dolor muscular y el cansancio. Incluso existen clubs de corredores que hacen el maratón corriendo y caminando.

Finalmente, usa tu respiración como guía para saber el ritmo al que debes correr. Debes ser capaz de mantener una conversación mientras corres y tu respiración no debe ser muy agitada. Muy importante, tomar agua o bebidas deportivas al final de tus entrenamientos para rehidratarte, si el clima es caluroso y húmedo, también deberías tomar un poco de agua (aproximadamente 200 ml) a la mitad de tu entrenamiento.

 

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *