Estiramientos: consejos básicos (I)

La importancia del estiramiento

Un error muy común que cometen muchos deportistas cuando se inician en la práctica del running es no estirar. Muchos tienden a pensar que el entrenamiento se acaba cuando se apaga el cronómetro y desconocen que de ahí vienen la mayoría de las lesiones.

La función de los estiramientos que se realizan al terminar el ejercicio es relajar la musculatura y también eliminar las toxinas que se han generadoa lo largo del entrenamiento. Hay corredores que también estirar antes de iniciar su entrenamientos pero estos deben ser muy suaves (unos 15 o 20 segundos) y preferiblemente después de un poco de movimiento para haber entrado en calor.

Consejos básicos para estirar:

– No debe haber dolor. El estiramiento debe hacernos notar tensión muscular pero nunca dolor.

– Es importante realizar los ejercicios acompasados con la respiración. Durante la inspiración se mantiene la posición y en la espiración es cuando se realiza el movimiento de estiramiento.

-No se deben realizar rebotes. Este es un fallo muy habitual. Lo ideal es mantener la posición alcanzada.

– Lo ideal es mantener el estiramiento durante unos 20 o 30 segundos ya que durante menos tiempo no se produce una mejora adecuada y con más tiempo no se logra una mejora mayor y hacer dos o tres series por estiramiento. La duración total del estiramiento debe oscilar entre los 15 y los 30 minutos.

Beneficios de estirar:

Recuperar: disminuyen la tensión de los músculos, por lo que contribuyen a evitar lesiones, además de facilitar el proceso de recuperación del cuerpo después de un entrenamiento o ejercicio físico.

Rendir: aumentan la capacidad de contracción muscular, por lo que permiten que el movimiento de los músculos sea más rápido y, en consecuencia, incrementen la capacidad de rendimiento en los entrenamientos.

Relajar: ayudan a la relajación tanto física como mental, puesto que exigen que estemos concentrados al realizar los estiramientos para observar cómo reacciona nuestro cuerpo ante ellos. También combaten el estrés porque eliminan tensiones.

Compensar: permiten solucionar o minimizar los desequilibrios musculares que se producen en nuestro cuerpo a causa de adoptar malas posiciones durante la vida diaria.

Coordinar: al mejorar nuestra coordinación, los estiramientos nos ayudan a coordinar mejor nuestros movimientos, puesto que equilibran los músculos contrarios.

 

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *