Lesiones en el Tendón de Aquiles

Lesión en el Tendón de AquilesEl tendón de Aquiles es el tendón mas grueso del organismo, por ello, se deduce que esta diseñado para soportar cargas de trabajo físico importantes, desde estar de pie, caminar, trotar, correr, acelerar, frenar y girar corriendo en un cambio de dirección. Sin embargo, el tendón de Aquiles no está exento de lesiones. Se sobrecarga, duele y puede llegar a cortarse por sobreuso deportivo.

Habitualmente todos los tejidos avisan cuando son recargados de trabajo y el tendón de Aquiles no es la excepción, puede doler e inflamarse antes de cortarse, aunque en raras ocasiones se puede cortar sin aviso.
Tendón de Aquiles

Hay una zona del tendón, llamada zona crítica que esta a unos 2,5 centímetros por sobre el hueso del talón (calcáneo), y es habitualmente allí, donde el deportista puede palpar el tendón y puede encontrar una zona dolorosa, pero hay otras estructuras vecinas que pueden doler y hacer confundir respecto del real origen del dolor (bursas u otros tendones) como también el tendón puede doler en otras zonas aunque es menos frecuente.

La gravedad (de mas a menos) puede calificarse de la siguiente manera: Dolor al reposo, dolor a las actividades de vida diaria (caminar o subir y bajar escaleras), dolores en el deporte o después de el, dolor a la palpación. Junto con el dolor puede haber inflamación y aumento del volumen, todos estos síntomas y signos son necesarios de ser evaluados por un profesional competente.

La aparición de este problema puede deberse a varios factores: Cambio de superficie al entrenar, cambio en la cantidad de trabajo físico (mas horas, mas intenso, menos pausas, etc.), cambio de calzado, aunque también puede haber otras razones como enfermedades metabólicas, y también problemas como un pie plano varo, donde se sobrecarga el borde interno del tendón pues el arco interno del pie cae hasta el piso en algunas personas.

¿Que hacer cuando se detecta un problema incipiente de molestias en el tendón de Aquiles? Lo primero es bajar la carga de trabajo (veces por semana, horas de duración, intensidad del juego), habitualmente si es algo nuevo, con descanso y hielo 3 veces al día por 10 minutos por un par de días, mas elongaciones y trabajo físico especial, todo andará bien. Pero si no se hace la pausa o el problema es mas grave de lo previsto, el tendón terminara por empeorar y requerirá de tratamiento.

A pesar de toda la información disponible en Internet, los deportistas no logran entender que además del deporte en sí mismo y sus técnicas, debieran entrenar las cualidades físicas de ese deporte con el fin de lograr las adaptaciones especificas de fuerza, potencia, velocidad y agilidad de “ese” deporte en particular, esa es la única manera de mantenerse sano y jugando a gran nivel.

Deportes como el tenis, el maratón y triatlón tienen una similitud en sus cultores que se lesionan por primera vez el tendón de Aquiles: son fanáticos que no escuchan consejos, que juegan a pesar de sus lesiones, que una vez que se lesionan, no hacen caso de las indicaciones y tienen recaídas en sus lesiones, pero una vez que se dan cuenta que no es el camino, y que no podrán hacer el deporte si no siguen indicaciones, se convierten en excelentes pacientes.

En particular, el tendón de Aquiles debe ser tratado y entrenado en forma “excéntrica” es decir debe adaptársele para que soporte cargas muy superiores al peso del cuerpo del sujeto y debe tener recorridos de movimiento amplios, así podremos asegurar un tendón sano.

Si Ud. es de los pacientes que juega a pesar de estar con dolor, inflamación, se automedica y usa todo tipo de artilugios con el fin de mantener su rendimiento…pronto lo tendré en la consulta…allí le diré como debe trabajar sus tendones y como debe ser su entrenamiento, luego de la recuperación kinésica….por supuesto.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

1 Comentario

  1. Hola,
    He leido su artículo. Tengo tendinosis del aquiles. Me lesion saltando hace 22 meses y he dejado de correr. Puedo correr pero me surge molestia después y me da pereza salir de nuevo.
    Me he dado casi dos años de reposo a ver si sanaba y no logro recuperar el estado previo de confort.
    ¿Qué puedo hacer? ¿A quien recurrir?
    Saludos.

    Jesus

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *