Seres humanos rumiantes

Publicado por en Cambio personal, Ciencia y Management, Conciencia y Enfoque.

Es posible que los seres humanos seamos criaturas preparadas para vaticinar lo que ocurre, y que por tanto la predicción del futuro sea el único y verdadero motivo por el cual los seres humanos tenemos cerebro. Es también probable que, como la predicción del futuro está unida a nuestra supervivencia, estemos especialmente preparados para anticipar situaciones de peligro. Quizá por eso nuestra mente está en ocasiones tan llena de cosas terribles que la mayoría de las veces nunca llegan a pasar.

Es evidente que cualquier animal que tenga la capacidad de anticiparse al futuro, aunque solo sea unos minutos, puede ver incrementada de forma significativa su supervivencia, y es posible que por eso el ser humano sea la criatura más evolucionada de todas las que existen. El problema es que de tanto entrenamiento para ver peligros, a veces los vemos donde no los hay. En un estudio se pidió a un grupo de personas que escribieran potenciales desenlaces fatales de sus preocupaciones que, según ellos, podrían ocurrir en las próximas dos semanas. Los resultados del estudio fueron abrumadores: en el 85% de los casos ninguna de aquellas fatalidades llegó a ocurrir. Y, lo que quizá es más impactante, en la mayoría de los casos en los que las predicciones fueron correctas, las personas pudieron gestionar las distintas situaciones de una manera positiva. Es decir, tal y como cualquiera puede deducir si se detiene a pensar un poco serenamente, las cosas realmente malas rara vez ocurren.

Hace tiempo que los psicólogos llaman “rumiación” a este tipo de pensamiento recurrente, estéril y dañino al que muchas personas se entregan sin descanso. Masticar pensamientos negativos es estar alimentando constantemente la fuente de las emociones negativas, y generando una infelicidad gratuita que no conduce a nada.

Es mejor dejar de rumiar y concentrarse en lo que de verdad importa.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.