Archivo de October, 2013

Agoreros de la economía

26 de October de 2013

En el último semestre ya hemos salido de la recesión económica. Técnicamente salir de la recesión significa empezar a crecer, que nuestro PIB aumenta y no disminuye tal y como ha venido ocurriendo en los últimos 27 meses. Eso es algo que no ofrece ninguna duda. Pero los habituales agoreros de la economía, así como los partidos de la oposición al Gobierno, vienen a lamentarse y a decir que eso sirve para poco mientras mantengamos las altas cifras de paro. Pues incluso a los más agoreros hay que explicarles que si ese crecimiento comienza a prolongarse en el tiempo, el empleo empezar a mejorar también. Las últimas cifras de crecimiento del empleo, a los pesimistas habituales tampoco les sirven. Pues hay que explicarles que cuando el PIB empiece a crecer al 1 por ciento, en ese mismo momento comenzará a mejorar el número de empleados. Se entiende que explicar esto a un parado que lleva ya 24 meses en el dique seco es complicado, pero también a esa persona hay que explicarle que es mucho mejor la situación actual que la de hace tan sólo tres meses. En ese mismo sentido a la oposición también habría que explicárselo y que con altura de miras supiera lanzar mensajes más optimistas. Menos mal que nuestro tejido empresarial está compuesto en su mayoría por empresarios y no por políticos, porque si no probablemente el PIB volvería a caer para no volver a levantarse.

La Bolsa, un reflejo

19 de October de 2013

La Bolsa está reflejando en las últimas semanas que empieza una etapa de recuperación en España, lenta recuperación y en la que todavía nos quedan algunos sobresaltos y, sobre todo, nos queda un importante reto, el del empleo. No vamos a ver a corto plazo la creación de empleo, aunque ciertamente también la recuperación de puestos de trabajo comenzará con un leve goteo, que sólo aumentará cuando nuestro PIB comience a crecer por encima del 1 por ciento. Ahora bien, toda la recuperación se ve lastrada por la fuerte deuda que para 2015 será del 101 por ciento. Pero no cabe duda, se confía en España y había ganas de poder invertir en un país que ofrece garantías, tal y como se ha demostrado en estos años. Ahora la Bolsa es un reflejo de esa recuperación que ha comenzado. Pero la Bolsa de este tiempo no es para oportunistas, aunque estos especuladores siempre estén merodeando y haciendo operaciones cortoplacistas, pero se pueden llevar sustos. No se llevará sustos aquellos que inviertan al menos a medio plazo. La Bolsa pues está ahora para los inversores, no para los barandilleros digitales.

Santander-Corte Inglés

12 de October de 2013

La noticia de que El Corte Inglés ha vendido la mayoría (el 51 por ciento) de su financiera al Santander ha caído mal. Este gran distribuidor es muy bien recibido en España en general, tiene buena marca y una fama bien ganada a pulso. Por resumirlo en lenguaje coloquial: El Corte Inglés cae muy bien. Su personal siempre es competente y bien formado al modelo del comercio; y la cultura empresarial de este gran distribuidor es también de cuidado con su personal y con sus clientes. En España fue el que inventó aquello de si no está de acuerdo le devolvemos su dinero, que hasta ese momento no lo hacía nadie. Eso creó una cultura comercial en España. En suma, una gran marca que también ha mostrado sus pies de barro. Esta crisis alcanza a todos. Pero hay que agradecer que a pesar de haber reducido sus beneficios en el último ejercicio un 20 por ciento todavía no ha reducido personal por las vías habituales que permite la ley, tan sólo en algunos casos han rebajado horarios; tampoco ha cerrado alguno de sus centros más deficitarios. En fin, el grande de los grandes es un ejemplo de cultura empresarial y eso sin cotizar en Bolsa.

El parlamento o cómo perder el tiempo

5 de October de 2013

El parlamento español es un canto a la perdida de tiempo día tras día. Y cuando digo parlamento no me refiero solo al parlamento nacional, sino también a los parlamentos regionales. Se ha instaurado la costumbre ahora de discutir sobre el “sexo de los ángeles” y “el tú más” y la inoperancia es profusa. No creo que ninguna empresa de este mundo y en pleno siglo XXI tuviera a un número de personas tan elevado y tan bien pagado dedicado únicamente a discutir y a salir con la cabeza caliente y los pies fríos de sus trabajos, sin haber tomado ninguna decisión de interés. Parecería más razonable que se creará y se hicieran propuestas imaginativas, en lugar de pensar solo en cómo refutar lo que dice la bancada de enfrente. Nuestros políticos cogerían algo de prestigio si en lugar de darnos el espectáculo que nos dan nos ofrecieran alternativas o fueran un paso por delante. Creo que habría que exigir algo más a nuestros parlamentarios y pedirles planteamientos amplios y generosos, al tiempo que inclinen su preocupación por las necesidades más importantes de los españoles en este momento.