No solo de dinero vive el empresario

El viernes pasado me preguntaba un amigo empresario cómo estaba. La respuesta me salió del alma: “hoy estoy contento”. Además de devolverme una sonrisa, lanzó una afirmación que me ha hecho escribir estas palabras: “me alegro de que el negocio vaya bien”.

Y, entonces, me di cuenta de que “no solo de dinero vive el empresario”.

El motivo de estar contento no tenía nada que ver con el dinero (no fue una mala semana, pero tampoco hubo nada especial). El hecho es que este jueves 9 de mayo celebramos los VI Premios empresariales Grupo ROS que organiza mi empresa desde el año 2008 y el viernes pasado me di cuenta de que se podían celebrar gracias al cariño y respeto que nos mostraban nuestros proveedores, clientes y amigos empresarios. Y eso, además de hacerme estar orgulloso, me pone de buen humor.

Pensad que este año, a diferencia de los anteriores, los organizamos solos, sin ningún apoyo institucional por parte de la televisión autonómica (con la que lo hemos organizado años anteriores). Y, como siempre que se produce un cambio, apareció el miedo y la duda. ¿Seremos capaces?, ¿querrá venir el empresariado a acompañarnos?…

El resultado es que a falta de casi una semana (cuando escribo esto), hay 270 personas que nos han confirmado su asistencia. Además, hay 6 empresas y organismos que han decidido apoyar económicamente el acto (Eurolimpiezas, RC&Media, Ayuntamiento de Badajoz, Cenatic, Diputación de Badajoz y MB3 Gestión),  y 12 + 1 empresas que han colaborado de las maneras más variopintas (quesos, jamón, vinos, hotel, cortador de jamón, cava, bolígrafos, grupo musical, magia, agua mineral, gominolas, fotografía y equipación audiovisual).

Por tanto, esta semana no pasará a la historia de mi empresa como la más rentable. Pero sí será una de las que más recuerde. De ahí que parafraseando el famoso y bíblico “no solo de pan vive el hombre”, me atreva a decir “no solo de dinero vive el empresario”.

Seguro que tienes alguna experiencia similar en tu trayectoria. ¿Te apetece compartirla?

Te invito a que hagas algún comentario a la entrada. Tu experiencia ayudará, sin duda, a otros empresarios y directivos.
Esta entrada fue publicada en Cooperación, PYME y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a No solo de dinero vive el empresario

  1. Pues yo estoy de acuerdo contigo “no solo de dinero vive el empresario”… Muchos besos Julián y que todo salga en la cena como te mereces.

  2. PILAR dijo:

    Comparto contigo la visión de que “no sólo de dinero vive el empresario”, si de ello dependiera… en estos tiempos no estaríamos vivos, ;). La ilusión, la entrega, el entusiasmo, el sentirse acompañado y ayudado por otros empresarios es lo que nos hace seguir adelante…
    Enhorabuena por tu demostrado poder de convocatoria, y por encontrar siempre una razón por seguir siendo “empresario a mucha honra”.
    Un abrazo, nos vemos en la cena.

  3. ¿De verdad quieres que te lo cuente? ¿o prefieres que no te aburra con los detalles? jajaja, despues de leer tu entrada yo también tengo una sonrisa en la cara y por supuesto me alegro de que el negocio te haya salido bien y me consta que no tiene nada que ver con el dinero, pero el prestigio, la dignidad y el cariño de la gente que confía en ti también son valores al alza.

  4. Guillermo dijo:

    Antes de nada, enhorabuena Julián por el artículo. A mi también me gustaría presentarme como empresario pero reconozco que de momento me tengo que presentar como emprendedor y a mucha honra. Hace un par de años un amigo conversaba conmigo buscaba la respuesta que quería encontrar y sin miramiento alguno me espeta “tú te haces empresario por la pasta”. Obviamente, mi amigo percibía algo malo, muy malo en el acto de querer ganar dinero. No soy muy grande, pero ahora mismo, al menos por mi velocidad de reacción dialéctica, a veces puedo parecer un dinosaurio. La refutación era clara. Tenía que haberle preguntado ¿y tú porqué trabajas? ¿Quizás por un sueldo a final de mes?
    Que me lo expliquen. Si una persona quiere montar una empresa y con ello quiere ganar dinero, eso está mal, pero si un señor se hace funcionario de por vida y lo único que quiere es un sueldo a final de mes eso sí está bien. Insisto , que me lo expliquen. Una clara muestra de que la envidia, dicho por Unamuno, es una de las características de la españolidad.

    Personalmente vivo bien pero no me importaría vivir mejor. No es el dinero lo único que impulsa a hacerse emprendedor o empresario. Con vivir mejor me refiero a encontrarme más realizado con lo que hago a cada minuto.

  5. Chema Blanco. dijo:

    Querido amigo Julián;
    Escribo desde la humildad de quien ha llegado nuevo a este mundo empresarial, o mejor dicho, neoautonomo.
    Escribo desde la humildad de una microempresarios, pero desde el orgullo de llevar 108 años en el mismo lugar y con la misma actividad, pequeño como un ratón, pero grande de corazón como un elefante.
    Es importante el dinero? De entrada NO, pero ayuda a ser grande, pero lo que realidad importa, es la de que cada uno tenga en sí mismo.
    Yo el jueves estaré allí, en la cena.

  6. Lola Baena dijo:

    Enhorabuena Julián! estas son las cosas ponen de manifiesto que nuestro trabajo merece la pena. No tengo ninguna duda de que irá muy bien…espero la crónica desde la otra punta de España ;))
    Besos

  7. José Manuel dijo:

    El pequeño empresario busca crear su empresa, primero, manatenerla viva, que sobreviva, en segundo lugar, y también rentabilidad, como tercera meta. Otra cosa es el gran inversor.
    pero estoa objetivos puede conbinarlos con otros muchos (desarrollo local, apoto a la familia etc).

  8. José Antonio de Echagüe dijo:

    Excelente “noticia” la que nos transmite Julián, y además de las que elevan el ánimo, cosa indispensable en los tiempos que vivimos para no caer en destructivas depresiones. Yo también he tenido alguna experiencia en este sentido. Por ejemplo muy recientemente el de uans mujeres de Extremadura que estando sin trabajo ellas y sus esposos (en algún caso también el hijo), han tenido el ánimo de crear, casi de la nada y sin ninguna ayuda, una pequeña empresa de elaboración de mermeladas artesanas sencillamente extraordinarias. !Y hay que ver con que alegría y buen humor lo hacen!.

  9. Amigo Julián. Si pudiésemos dividir a los empresarios en dos grupos atendiendo al tema que has tocado en tu artículo, tendríamos: por un lado al empresario especulador cuyo único objetivo es ganar dinero y tener más poder. Por otro lado tendríamos al empresario vocacional, ese que se emociona cuando un producto funciona, se entusiasma con nuevos retos y proyectos, llora cuando las circunstancias le obligan a despedir y se enorgullece cuando el éxito empresarial le permite generar nuevos puestos de trabajo.

    Todos trabajamos por dinero, el funcionario, el empleado, el jefe, el empresario especulador y el empresario vocacional. Pero si el único fin es el dinero, nos perdemos un montón de sensaciones por el camino que hacen que el trabajo de nuestro día a día sea llevadero e incluso gratificante.

    Si algo tengo claro Julián, es que eres un claro exponente del empresario vocacional.

    Un abrazo

  10. Jose Luis Lozano Cortes dijo:

    Nosotros también,
    Cuando escribo Nosotros me refiero a todos los trabajadores de todas las pymes que dia tras dia trantan de tirar del carro, no solo por el sueldo al final de mes, sino por dignidad, por los compañeros, por la familia y por la ilusion de seguir trabajando para mejorar y crecer.
    Como escribe Javier, hay empresarios inversores y empresarios Vocacionales, también hay Trabajadores Comprometidos y trabajadores no comprometidos, y de la union de la vocacion y el compromiso nacen las grandes empresas.
    Gracias a Empresarios Vocacionales y Comprometidos, seguimos aprendiendo y motivandonos. Gracias Julian.

  11. Hay quien quiere el poder para sí y hay quien quiere el poder para los demás. Ya sean: empresarios, políticos, gobernantes, dirigentes, emprendedores, líderes, comunicadores, etc. que el perfil no cambia.


    : )

  12. Alejandro G Casas dijo:

    Estimado Julián, yo coincido contigo y con muchos de los amigos y amigas que han enviado sus reflexiones, el dinero finalmente es un medio para lograr propósitos y metas, aunque lamentablemente algunas personas lo ven como un fin en si mismo; los que de alguna forma hemos pasado por momentos de crisis pero afortunadamente por épocas de bonanza también, entendemos que los medios económicos nos sirven para alcanzar objetivos mayores, de mas alto nivel, aquellos que nos llevan a una realización profesional y personal; aquellos que nos ayudan a crear, a tener para después poder dar. Por esto creo yo el empresario debe tener esa doble personalidad: la de atesorar pero con el objetivo de darlo a los demás, después de haber recibido su justo rendimiento por lo invertido. En fin creo que el tema del emprendedurismo es apasionante porque cuando crees que te ha quitado todo, de repente viene el momento de la verdad en el cual recuperas pero con creces. Te envío un abrazo desde Chihuahua y no podré estar en la cena de cuerpo pero estaré de alma, hasta pronto!!!

  13. JOSE FELIX PAVON CLAROS dijo:

    Completamente de acuerdo Julián. El dinero está bien, pero es mucho más satisfactorio que te reconozcan la labor que realizas, y por lo que veo a ti te lo estamos reconociendo muchos. Nos vemos mañana. Desando. Un abrazo.

  14. Hace unos años trabajaba en una empresa en la que el empresario era así. No había llegado todavía la crisis que conocemos ahora pero el sector textil estaba muy tocado Aquel hombre miró de hacer todo lo posible para reflotar la empresa con las personas a las que más dificil les sería reinsertarse en el mercado laboral, los que ya tenian sus cincuenta y … El resto aceptamos el ERE sin oponernos. Lo vimos lógico. Ahora después de años la empresa sigue ahí, no van muy sobrados pero ahí están. Siempre recordaré aquel empresario con el que el trabajador podía hablar, saltandose por alto a los de RH. Desgraciadamente no todos ven la empresa de la misma manera. Aunque como aquel buen hombre siempre los ha habido y siempre los habrá. La lástima es que personas así hay pocas pero como trabajador para mí son las que merecen más respeto.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *