La gran apuesta. La película

La semana pasada, me invitaron a un pase en exclusiva de la película “La gran apuesta” que se estrena el próximo 22 de febrero de 2016 en España. Era la primera vez que me invitaban a un pase de este tipo y como uno es muy novelero, pues allí me planté. Y fue una experiencia muy interesante, la verdad.

Entiendo que lo suyo es que yo hable de la película. Pero, como no soy crítico de cine, voy a hacerlo desde el punto de vista de empresario/microempresario. En otras palabras, lo que he sentido con la película y lo que creo que podéis sentir los que seáis autónomos, empresarios y directivos (y muchos más).

La mejor forma de resumir mi estado anímico cuando terminé de ver la película y me di uno de esos paseos que intento llevar a cabo para mantener la salud (porque la figura ya la doy por perdida), es reproducir la conversación telefónica que tuve con un amigo empresario durante dicho paseo.

Yo también me hago selfies...

Yo también me hago selfies…

Dos mensajes muy claros:

  1. Hay que ir a verla. Sin duda. Cualquier empresario y autónomo tiene que ver la película para entender cómo se produjo el crack inmobiliario de los Estados Unidos (que, no nos engañemos, fue el detonante de la mayor crisis económica mundial entre guerras que se haya vivido). Creo que el conocer el pasado no evita repetir errores en el futuro… (al ser humano le encanta tropezar dos veces en la misma piedra), pero lo retrasa.
  2. No es una película para “pasar un buen rato” ya que lo que cuenta nos ha afectado a todos y todos hemos sufrido (bueno, muchos seguimos sufriéndolo). Es una película que me provocó decenas de estados anímicos mientras la veía. Me enfadé, me removí en el sillón varias veces, me acordé de personajillos que hacen mucho daño a su entorno y me reí (de hecho, me reí varias veces).

Pasado ya unos días desde que la vi, el recuerdo es positivo. Ya he usado algunas de sus frases (de hecho, escribiré alguna cosa más en este mismo blog que me inspiró la película) y me ha permitido tener una larga conversación con mi padre al respecto. Y tener una excusa para hablar con él largo y tendido, como dice el anuncio, no tiene precio.

(Y, aunque no iba a hablar de cine como tal, decir que hay un par de interpretaciones geniales, sublimes… y algunos planos que me provocaron un “pero qué bien está hecha esta película”.)

Si te ha gustado esta entrada considera dejar un comentario o suscríbete al RSS feed para recibir futuros artículos.
Esta entrada fue publicada en Emprendimiento y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La gran apuesta. La película

  1. Fernando dijo:

    Julian, te escucho, te leo, te sigo y, lo reconozco, te aprecio por muchos motivos. En esta entrada me voy a centrar en el valor de conocer y tratar de entender el pasado para no cometer (o retrasar) mismos errores.
    Desgraciadamente nuestro país sabe de lo que pecó: burbuja inmobiliaria, crisis financiera, fraude a pequeño y gran escala, abuso de posición y privilegios, maltrato al turismo (que pese a ello nos sigue dando alegrías) y lo peor, pérdida de modelo educativo y de valores.
    Pero lo malo es que igual que un pendulo, esos males van a volver a instalarse entre nosotros porque no nos hemos regenerado ni hemos movido nuestra posición un solo milímetro.
    Pero como todo repaso debe ir acompañado de un propósito, pienso a) denunciar cada situación que presencie y 2) tratar de predicar con el ejemplo.
    Gracias por tus valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *