¿Ha sido el 2014 un año bueno?

Último día de 2014. Son las 7 de la mañana y me he despertado (sin ayuda del despertador) hace un buen rato. No tengo claro si ha sido motivado por la sensación de todo lo que queda por hacer y no me ha dado tiempo en este 2014 o, más bien, por la excitación de lo que quiero hacer en este año 2015 que ya se asoma.

Al levantarme, he seguido mi rutina. He preparado café, he abierto la puerta para recoger el periódico y me he sentado a leerlo tranquilamente mientras encendía el ordenador. Al terminar el periódico, he consultado el correo, he entrado en las redes sociales, he felicitado los cumpleaños de Facebook, he mirado mis listas de imprescindibles de Twitter y he visto los nuevos contactos de Linkedin.

Tanto en el periódico como en las redes sociales, me he encontrado con varios artículos/posts sobre el fin de 2014. La mayoría de nosotros intentamos recapitular cómo ha sido el año que se va… y digo que lo intentamos, porque no tengo claro que podamos conseguirlo.

Os deseo unas felices fiestas y un gran 2015

Nos marcan demasiado los últimos acontecimientos. En mi caso, como ayer pasé un día fabuloso con la guapa, mi estado de ánimo me hace ver el año de forma positiva. Pero, ¿ha sido realmente así?

Pues sí, qué narices. Se ha sufrido, se han producido muchos cambios, se han cerrado proyectos viejos…, pero también se han creado proyectos nuevos, se ha disfrutado de nuevos contactos, se han producido algunos reencuentros y, en general, según los balances de las distintas empresas, parece que estamos algo mejor que hace un año.

Dicho todo lo anterior, no os miento. Me gustaba más mi empresa hace 7 años, cuando bullía la actividad, cuando las altas en la Seguridad Social eran continuadas y cuando, motivado por todo lo anterior, abrir cada mañana la empresa era un reto de facturación “sólo” para poder pagar nóminas. Ahora creo que vivo más tranquilo (al menos en ese aspecto de número de empleados), pero a los empresarios nos va la marcha… y seguro que en el año 2015 reproducimos viejos “errores” como crear empleo, meternos en nuevos líos de inversión y arriesgar que, como decía en otro post, es intrínseco a nuestra naturaleza (o, al menos, a nuestra actividad).

Decía la canción que “no estamos locos, sabemos lo que queremos…”. Ahora mismo, sé lo que quiero, desearos que el año 2015 sea mejor para todos vosotros, sobre todo en lo personal. Porque en lo profesional mi deseo es que el 2015 simplemente nos devuelva en resultados el esfuerzo que invirtamos en él para mejorar nuestros negocios y empresas.

¡¡Feliz 2015!!

Si te ha gustado esta entrada considera dejar un comentario o suscríbete al RSS feed para recibir futuros artículos.
Esta entrada fue publicada en PYME y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Ha sido el 2014 un año bueno?

  1. Chema Blanco dijo:

    Amigo Julian:
    Ha sido un año, de cimientos, ahora, en el próximo año, en los próximos años, veremos como hemos construidos esos cimientos, esperemos que sean fuertes pero maleables, capaces de adaptarse a las circunstancias que vendrán.
    Amigo Julián, solo un último apunte, fue un año en el que cumplí con mi obligación, estar positivo, tener fe en mí mismo, estar donde debo estar en estos momentos, y sobretodo sentirme orgulloso de mí mismo porque sigue abierto el negocio.
    No se que pasará el año que viene, solo se que RESISTIRÉ y LUCHARÉ por mejorar, y quien sabe, CRECER.
    Espero verte hoy, tomarte el pelo y felicitarte el año 2015.
    Un fuerte abrazo a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *