Lo natural es arriesgarse…

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a la presentación del libro “Millennials, inventa tu empleo” de Iñaki Ortega y editado por UNIR. Como siempre, me gusta compartir lo que me llamó la atención del acto y de lo allí dicho.

Por una parte, me gustó el formato del acto. Lejos de hablar del libro en sí y de que se tratara de una entrevista con el autor, éste hizo de maestro de ceremonias dando la bienvenida y presentando a algunos de los empresarios que salen en el libro y que estuvieron en el escenario con él. (Me alegró mucho ver allí a algunos amigos y conocidos como Sergio López y Catalina Hoffmann… y a muchos otros que no me conocen a mí, pero yo a ellos sí les sigo por redes y artículos).

Tras la bienvenida y alguna anécdota familiar, se celebraron dos mesas redondas donde, de nuevo, no intervenía ni el autor ni la editorial, sino algunas de estas personas invitadas al evento. Una primera mesa sobre emprendimiento, con Carlos Barrabés, Juan José Azcárate y moderada por Joaquín Muñoz, donde la idea que más me gustó es el aviso frente a los que creen que “ser emprendedor es un fin en sí mismo, no un medio”. Saber que hay personas que piensan que lo importante es montar una startup y no crear una startup porque se ha visto un hueco claro de mercado, da miedito…

Portada del libro

Y una segunda mesa sobre política (estando Iñaki no podía faltar), moderada por Almudena Moreno (Telefónica Open Future) y con Manuel de la Rosa (Secretario de Economía del PSOE) y Teodoro García (diputado más joven del Congreso). De esta, saco la conclusión de que los partidos políticos tienen que arriesgar mucho para emprender y, me temo, que se van a dedicar a hablar mucho de emprender, pero sin arriesgar (ni siquiera verbalmente).

Pero, para mí personalmente, lo mejor fue “el tercer tiempo”, no por la cerveza (que me sentó muy bien después de un día que incluyó un viaje relámpago a Barcelona), sino por poder compartir un rato largo con Juan Fernández Aceytuno de Knowsquare y discutir, ya fuera de micrófonos, con algunos de los integrantes de las mesas redondas. Lo que ganan los políticos cuando te hablan de tú a tú sin tener que cuidar tanto lo que dicen. Lo dicho, hay que arriesgarse… los empresarios lo hacemos todos los días, quizá por eso lo vemos natural y “sencillo”.

Si te ha gustado esta entrada considera dejar un comentario o suscríbete al RSS feed para recibir futuros artículos.
Esta entrada fue publicada en Emprendimiento, Libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *