¿Sólo se gestiona el talento en las grandes empresas?

Esta última semana he estado en dos eventos de entrega de premios muy distintos. El primero se trataba de la entrega de los I Premios Corporanza de Responsabilidad Social Empresarial. Se celebraron en ICADE (Madrid) y, lo destaco porque como fue mi universidad, me hizo especial ilusión que nos concedieran el Accesit a RSE y Deporte al proyecto Patrocina un Deportista allí. ¡Muchas gracias!

El otro, se trató de la entrega de los Premios Talent Mobility de LHH (Lee Hecht Harrison), también celebrada en Madrid y que premiaba a empresas con proyectos concretos de detección, desarrollo y despliegue del talento (tres premios en cada categoría).

¿Por qué digo que fueron distintos? Pues bien, porque mientras el primero premió a PYMES, en las cuales se realizan actividades atractivas y útiles de RSE, en el segundo los premiados fueron grandes empresas: Sabadell, Novartis, Vodafone, BBVA, Santander…

Premiados y jurado Premios Corporanza RSE

Fotografía de los premiados y el jurado de los I Premios Corporanza a la RSE

Tengo claro que la RSE es una cuestión de empresas, independientemente del tamaño. Creo que los empresarios somos “sociales” e intentamos mejorar las condiciones de la sociedad siempre que nos es posible. Por eso, no me extrañó (y me hizo ilusión) ver premiados a pequeños empresarios que usan el cartón para darle una segunda vida, microempresarios o incluso autónomos que inventan pensando en la RSE.

Sin embargo, en el caso del talento, me hicieron cuestionar si el talento solo se gestiona en las grandes empresas (viendo las premiadas parece que es así). Y me niego a aceptarlo.

Las PYMES tenemos complicado realizar actividades de promoción interna, movilidad entre sedes (muchas veces solo tenemos una), o incluso un tener definido un plan de carrera con directivos. Pero eso no significa que no nos preocupemos de nuestro talento y estemos deseando cuidarlo y potenciarlo.

Supongo que al final, los clientes del promotor de los premios son grandes empresas y, por tanto, lo más lógico es que sean ellas las premiadas… aunque me hubiera gustado que la PYME tuviera más protagonismo. La mención especial a AB Energía por su proceso global de gestión del talento me encantó, pero me supo a poco.

(Por cierto, el proyecto de Mentoring Reverso de Novartis de mentorización de directivos de más edad por parte de los más jóvenes me pareció, sencillamente, brillante.)

Si te ha gustado la entrada, te invito a que dejes un comentario y/o te suscribas al RSS feed para tener disponible los próximos artículos en tu canal.
Esta entrada fue publicada en PYME, Responsabilidad Social Empresarial, Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *