Salvad al euro

Los líderes europeos llegaron ayer a un acuerdo de mínimos que ha sido bien recibido por los mercados, aunque cabe preguntarse por cuántos días. Los dos últimos pactos fueron recibidoscon subidas, que se tornaron en fuertes caídas en cuanto aparecieron las primeras divergencias. Desde luego, lo acordado ayer se semeja más a un compromisocogido con pinzas, que a un acuerdo serio y bien estructurado. Europa de paso se ha creado un peligroso enemigo, el Reino Unido. Si la prensa anglosajona había cargado en las últimas semanas contra la zona euro y su moneda, ayer todos los columnistas del Finalcial Times volvieron sus cañones contra Merkel y Sarkozy, a los que auguraron un estrepetiso fracaso a la vuelta de la esquina. Por si teníamos pocos problemas… Es una pena que los mercados financieros sólo vean a través de la prensa anglosajona. Esta está empezando a ser parte causante de la crisis, por la fiereza de sus críticas y sus negros pronósticos sobre el euro. Cuando 23 países están dispuestos a ajustarse el cinturón para pertenecer a la moneda única, su existencia no estará tan en peligro como aseguran los ingleses.

Los comentarios están cerrados.