Infraestructura de lujo

Rajoy inauguraró ayer el nuevo tramo de la A-8 entre Asturias y Cantabria, lo que permitirá salir desde Portugal casi hasta la frontera española por autopista. Me sorprende, sin embargo, que la prensa local critique que la infraestructura tardó casi 25 años en completarse. No hay más que darse una vuelta por la zona. Es impresionante el número de viaductos y de túneles uno detrás de otro que requiere la obra. Más de 3.000 millones en autovía, que asturianos, cántabros y gallegos van a disfrutar, al igual que el resto de españoles o extranjeros visiten la zona, sin pagar un euro por recorrido. Es una infraestructura espectacular de las que sí tienen sentido. Lo digo porque otras veces los medios nos fijamos en casos como los aeropuertos de Castellón ó Murcia, donde el dinero del contribuyente se malgastó. Hay muchas cosas que se hacen bien y esta es una de ellas. Si no, dénse una vuelta por la zona, impresiona.

Los comentarios están cerrados.