Grecia enseña el camino a seguir

Grecia acaba de lograr un acuerdo con la Troika -integrada por representantes del BCE, el FMI y la Unión Europea- para prorrogar dos años, hasta 2016 la consecución del objetivo de déficit del 3 por ciento. El acuerdo griego es el paradigma que quieren utilizar varios países del euro -entre ellos España- para lograr un nuevo aplazamiento en los objetivos del déficit. De esta manera, España con un desajuste que rondará el 7 por ciento a fin de año, podrá cumplir con los requisitos de la UE. Sólo que esta vez, la petición se presentará conjuntamente con otros países como Francia, Bélgica e Italia, que ven imposible cumplir con el calendario pactado, debido a la aceleración de la crisis interna en la UE. Si se consigue, el efecto inmediato sería una rebaja de la prima de riesgo y de la financiación para nuestro país.

Los comentarios están cerrados.