Banca y finanzas

Torres se estrena en la junta de la "venganza" de BBVA con el caso Villarejo sin aclarar

  • Se prevén duras críticas contra González pese a su dimisión de última hora
Carlos Torres, presidente ejecutivo de BBVA. Foto: Archivo.

Carlos Torres se estrena este viernes en la junta general de accionistas de BBVA como máximo responsable del grupo con el caso de las escuchas ilegales supuestamente encargadas al excomisario José Manuel Villarejo entre 2004 y 2017 totalmente abierto.

La asamblea, en la que el banco lleva tiempo trabajando, se espera la "venganza" del denominado clan de Neguri, que fue expulsado por Francisco González en 2001 de la primera línea de mando del grupo. Miembros de este colectivo probablemente tomarán la palabra para hacer una dura crítica a la gestión de González durante su presidencia única, que se remonta a 2002 y llega a su fin en diciembre de 2018. Durante este periodo es cuando se produce el espionaje masivo de Villarejo tanto a políticos y empresarios vinculados a la operación de asalto de Sacyr, al constructor Fernando Martín y a la asociación Ausbanc.

Beneficios honoríficos

Al menos las compañías del exinspector habrían cobrado 10 millones de euros por sus trabajos de investigación, que pudieron en ocasiones estar al margen de la ley. Los accionistas más críticos reprocharán, previsiblemente, que a pesar de todo González haya mantenido hasta el jueves la presidencia de honor, por la que tenía derecho a coche, despacho y secretaria y por la que aún no había representando en ningún acto a la entidad. También pondrán en entredicho la presidencia ejecutiva de Torres, que está estrechamente ligada a la de su antecesor y que, con sus declaraciones públicas, vinculó al desarrollo del caso de las escuchas.

El máximo responsable de la entidad, cuyo cargo se somete a reelección en la junta, hasta la fecha había defendido a capa y espada la honorabilidad de Francisco González, del que había dicho que le creía cuando decía que él no sabía nada de la trama de espionaje.

La renuncia del cargo de honor se ha tomado con cierto alivio en el cuartel general de BBVA, pero en él no creen que el clan Neguri y otros accionistas se vayan a amilanar por el gesto realizado por el banquero de Chantada. Nadie duda de que la junta será el escenario propicio para que ajusten las cuentas pendientes y alcen la voz para hacer una denuncia pública y sonora contra la actuación González en todo este tiempo. El ánimo en Bilbao, sede central del banco, está caldeado desde hace unas semanas, donde se ha preparado el ataque oportuno.

Hay que tener en cuenta que dos de los exdirectivos vascos afectados por la limpia de González hace años han presentaron semanas atrás una querella contra los responsables del espionaje de Villarejo, hecho que anticipaba que el clan estaba en armas.

El hundimiento de la acción desde que González tomó la presidencia hace diecisiete años, además, acompaña sobremanera a que las críticas de los Neguri sean aplaudidas por otros socios descontentos con la pérdida de valor de sus inversiones.

Torres acude a esta cita algo más tranquilo por la dimisión de González, pero es consciente de que la cita será complicada. Los accionistas tendrán que decidir si lo reeligen para el plazo de otros años como consejero ejecutivo del banco, cargo imprescindible para que ostente la presidencia a la que llegó el pasado 1 de enero, cuando su antecesor colgó las botas antes de lo previsto por el caso Villarejo.

Investigación interna

En la asamblea no está previsto que Torres desvele nada relevante sobre la investigación que BBVA inició en junio del ejercicio pasado sobre los contratos al excomisario, una tarea en curso que fue reforzada a mediados de este mes de enero con más personal externo y con una intensidad en las pesquisas. Se escudará, previsiblemente, en que el análisis de los datos está en curso y que éstos son cuantiosos como para sacar conclusiones en un periodo corto de tiempo. A principios de febrero ya avanzó que la tarea iba para largo y que sería la Justicia quien, finalmente, debería tomar una decisión al respecto.

La asamblea también tendrá que votar la designación del turco Onur Genç como consejero delegado, puesto que ostenta desde principios de 2019. Este punto del orden del día, en principio, no tiene por qué generar mayores complicaciones. Asunto distinto es la aprobación de la política retributiva de la cúpula, que está generando cierto debate entre los grandes fondos de inversión. Algunas de estas firmas podrían votar en contra debido a que, a su juicio, los sueldos no se corresponden bien con la marcha en bolsa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Teudis Carmona
A Favor
En Contra

SACYR EL CABALLO DE TROYA:El sr. F. González Rodríguez, a sus 74 años después de toda una vida de trabajo, se enfrenta ahora a su pasado. Él fue el que salvo al BBVA de la aniquilación como hicieron con el B.Banesto, Popular, Valencia,.. SACYR era un Caballo de Troya donde había muchas personalidades con el objetivo no solo de expulsar a la directiva del BBVA, sino de controlar al banco y finiquitarlo. ¿EL SR. GONZALEZ NO SE MERECE DISFRUTAR DE SU PENSIÓN? ¿QUE HA HECHO ÉL? ¿QUIEN ESTABA REALMENTE DETRÁS DE SACYR?

-Las preguntas que debemos hacernos son: 1º.- cual era la intención última para querer expulsarle de la presidencia del BBVA.2º.- ¿para qué querían controlar al Banco?. 3º.- y si el sr. F.González tenía derecho a defenderse, a defender su visión del Banco y a defender a los accionistas. Los métodos de las agencias solo son responsabilidad del detective y de la autoridad.El espionaje industrial es una práctica en todo el mundo. Las empresas recurren regularmente a estas agencias.Hay más de 50 empresas que recurrieron a los servicios de esta agencia y a sus métodos.

Puntuación -6
#1
JonS
A Favor
En Contra

Un atajo de mafiosos y ladrones todos ellos : FG, Torres, etc. que merecen la prisión inmediata. ¿Y estos hablan de ética?. No saben ni cómo se escribe la palabra. Que lean a Aristóteles.

Puntuación 3
#2
Luis
A Favor
En Contra

No podría estar más en desacuerdo con el comentario nº1. El sr. González forma parte de la trama de corrupción del PP, que forzó la retirada de Ybarra para ponerle a él de presidente, amiguete de Rato, y así poder obtener financiación ilegal desde el BBVA hacia el partido. Financiación ilegal de partidos es lo que hacen todos los partidos por faltar en España una ley de financiación de partidos que se ajuste a sus necesidades reales. Además, esto de los presidentes de honor y de los reyes eméritos son figuras ridículas que sólo buscan saciar unos egos desmedidos por parte e quienes ya no pintan nada y no pueden soportar que su etapa haya pasado.

Puntuación 1
#3
Mafiosos
A Favor
En Contra

3. Lo más grave, el incendio por encargo del edificio Windsor. Porque a González le estaba investigando anticorrupción, por amaño de las cuentas en FG valores.

Puntuación 0
#4