Asia

Singapur se prepara para despedir al exministro Lee Kuan Yew

Singapur se prepara para despedir al ex primer ministro y fundador de la ciudad-Estado, Lee Kuan Yew, fallecido el pasado lunes a los 91 años, con un funeral de estado que culminará una semana de luto nacional.

Los restos del exmandatario partieron en procesión desde el Parlamento, donde hasta anoche estuvo instalada la capilla ardiente, en dirección al centro cultural de la Universidad Nacional de Singapur, donde por la tarde tendrá lugar la ceremonia.

Desde primera hora de la mañana, miles de personas fueron congregándose a lo largo del recorrido de 15,4 kilómetros por el que el féretro comenzó a desfilar colocado encima de un carro militar pasando por varios lugares emblemáticos de la ciudad.

Al funeral asistirán entre otros el vicepresidente chino, Li Yuanchao; el primer ministro japonés, Shinzo Abe; la presidenta surcoreana, Park Guen-Hye; el primer ministro australiano, Tony Abbott, y el jefe del Gobierno indio, Narenda Modi.

El expresidente estadounidense Bill Clinton presidirá la delegación de Estados Unidos, en la que también estará el ex secretario de Estado, Henry Kissinger.

Clinton visitó ayer la capilla ardiente por la que unas 415.000 personas han pasado desde el miércoles a rendir homenaje al carismático exdirigente singapurés.

Otras 850.000 personas recordaron a Lee en otros lugares habilitados en distintos lugares de la ciudad-Estado, según indicó anoche el actual primer ministro e hijo mayor del fallecido exmandatario, Lee Hsien Loong.

"Ha sido una experiencia tremenda la de esta semana desde que Lee Kuan Yew falleció. Creo que la respuesta de todos los segmentos de nuestra sociedad, de todos, ha sido abrumadora", dijo Lee Hsien Loong.

Lee Kuan Yew falleció el pasado lunes en un hospital de Singapur donde fue ingresado el 5 de febrero aquejado de una neumonía.

Tras obtener el autogobierno de manos de las autoridades coloniales británicas Lee, que ocupó la jefatura del Gobierno singapurés desde 1959 hasta 1990, dirigió el proceso de independencia en 1965 después de un fracasado intento de unión con Malasia.

El exmandatario fue criticado por ejercer su gobierno con mano dura, mantener severas restricciones sobre la libertad de expresión y hacer que sus oponentes políticos estuvieran en la diana de la justicia.

Pero fue respetado por dotar Singapur de una administración eficiente y libre de corrupción, y sobretodo por convertir la ciudad-Estado en una de las economías más prósperas del mundo pese a la falta de recursos naturales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum