Aragón

Marena invierte un millón en sus nuevas instalaciones para impulsar su crecimiento

Marena, especializada en la fabricación de herramienta de corte para el sector del metal, ha invertido un millón de euros en sus nuevas instalaciones de 1.200 metros cuadrados en la localidad zaragozana de La Puebla de Alfindén con el fin de impulsar su crecimiento en España y en los mercados exteriores. La empresa familiar crece a un ritmo del 20%.

Marena ha invertido un millón de euros en sus nuevas instalaciones en La Puebla de Alfindén para seguir creciendo. La empresa familiar y 100% aragonesa tenía anteriormente su sede en Cogullada (Zaragoza), pero el incremento de la actividad y el volumen de trabajo ha llevado a la puesta en marcha de estas instalaciones en las que trabajan 24 personas.

"La nave en Cogullada se nos había quedado escasa y teníamos que hacer una inversión importante para control de calidad, aceite y climatización, aunque fuera temporal, por lo que decidimos cambiarnos a las nuevas instalaciones, que están dotadas con la última tecnología", según ha explicado Alejandro Gracia, director comercial de Marena a elEconomista.es

Marena está especializada en la fabricación de herramientas de corte -se adaptan a las necesidades de cada compañía-, para el sector del metal, prestando su servicio a las empresas del sector de la automoción, aeronáutica, molde y matriz y mecanizado, principalmente, en la comunidad aragonesa.

El objetivo con las nuevas instalaciones, que contarán con una superficie de 1.200 metros cuadrados -prácticamente se duplica la superficie que tenía en Cogullada-, es abordar también su plan de crecimiento y expansión tanto en el mercado nacional como en el internacional.

Las nuevas instalaciones dispondrán de taller de producción y un área de tienda, de manera que se ofrecerá un producto global al ser fabricantes y realizar la actividad comercial y de distribución a diferencia de otras empresas. Son servicios que se prestarán en toda España.

Desde "aproximadamente el año 2015 comenzamos a buscar distribuidores fijos". Esta actividad se ha ido consolidando y ahora el objetivo es conseguir una mayor implantación con sus herramientas estándar y específicas para cada empresa en zonas como el País Vasco, Madrid o Galicia, entre otras, en las que hay una importante actividad en el sector del metal.

Además, en España, se nota una mayor demanda de las herramientas de corte ante el dinamismo del sector de la automoción en comunidades autónomas como Aragón de la mano de las nuevas inversiones que se están haciendo para los modelos que se fabrican en la planta de Opel España en Figueruelas (Zaragoza), entre otras.

"Sí hay más demanda porque las soluciones que proponemos para el sector de la automoción son adaptadas a las empresas, que necesitan mejorar el precio por pieza. Las soluciones estándar son muy limitadas y disponer de una herramienta especial hace que bajen los costes y el precio de la pieza", además de tener que adquirir menos maquinaria.

Los mercados exteriores también están en el punto de mira de la empresa. A través de su marca propia, el objetivo es aumentar su presencia en el exterior "porque es un producto que se demanda en todo el mundo. Es una oportunidad para crecer".

Marena cuenta ya con colaboradores importantes en Portugal y en República Checa, países en los que ya han realizado ventas desde hace algunos años y que ahora se quieren intensificar. También se pretenden introducir sus herramientas de corte en otros mercados internacionales como Holanda, Eslovenia, Italia y Eslovaquia.

Con el aumento de la actividad, la empresa prevé ampliar su plantilla, que en la actualidad está formada por 24 personas. La incorporación de personal cualificado no es fácil para Marena, ya que para el área de mecanizado "sí hay grado medio y superior, pero no hay formación para la herramienta de corte por lo que tenemos que coger personas con una base y formarlas aquí".

Los planes de expansión y la mayor actividad de la empresa permitirán a Marena seguir creciendo. El año 2017, la empresa cerró con una facturación de alrededor de 2,7 millones de euros.

En los últimos años, la compañía ha venido creciendo a un ritmo de entre el 13% y el 20%, además de mantener el nivel de inversiones para estar en la vanguardia tecnológica y que se mantendrá en los próximos años al ser clave para la empresa.

Marena, que comenzó su actividad hace más de 38 años, es una empresa familiar aragonesa, que se encuentra en segunda generación, continuando la labor de Mariano Gracia, sus hijos Mariano y Alejandro Gracia.

La compañía inició su actividad industrial como una empresa de servicio de reacondicionamiento de herramienta de corte a nivel local, siendo pionera en Aragón en dar este servicio. Posteriormente, la modernización de los medios productivos, pasando de los medios convencionales a la automatización y CNC, además de la continua inversión, ha llevado a Marena a ser referente a nivel nacional en su actividad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado