Apps

David Cuartielles, cofundador de Arduino: "España es uno de los países con una cultura 'maker' más sana"

David Cuartielles, cofundador de Arduino. The App Date.

El Arduino es una de las herramientas clave en el fenómeno del Internet de las cosas. Esta tecnología amada por los makers, personas que no tienen experiencia previa en materia tecnológica puedan hacer proyectos interactivos con electrónica, permite entre otras cosas crear sensores para controlar nuestros hogares o fabricar wearables.

Aprovechando la presencia de David Cuartielles, cofundador de esta plataforma de hardware de código abierto, en la Maker Faire de Bilbao, la primera gran feria de cultura maker que se ha realizado en España, le hemos preguntado sobre el futuro del internet de las cosas, el estado de salud de la cultura maker en nuestro país y sobre el papel de Arduino en la difusión del fenómeno.

Llevamos años escuchando hablar de la expansión del Internet de las cosas, pero ¿cuándo crees que comenzará a ser parte de oficinas u hogares de la gente común? ¿Crees, en efecto, que el movimiento maker podría ser el inicio de una nueva revolución industrial como afirma Chris Anderson, editor de Wired?

Ahora mismo estoy leyendo un informe de IBM del 2014 sobre las debilidades de la visión que tenemos actualmente en torno a la Internet de las cosas. Me alegra ver que no soy el único que piensa que aún queda algo de tiempo hasta que encontremos las aplicaciones dentro de este nuevo paradigma que cambiarán nuestra vida radicalmente. Dar una fecha es algo arriesgado, pero creo que vamos a necesitar otros 5 a 10 años hasta que los diferentes estándares que se están creando alrededor de la Internet de las cosas sean lo suficientemente abiertos y seguros como para soportar un crecimiento desde billones de dispositivos conectados a cientos de billones.

A la pregunta de si el movimiento maker será uno de los motores de la expansión de la Internet de las cosas, la respuesta es sencillamente que hace falta, además de curiosidad por descubrir nuevas aplicaciones para la tecnología, el interés en transformar esas ideas en una empresa que fabrique y distribuya esos objetos conectados. El informe que menciono propone una estructura de funcionamiento que sin duda facilitaría la tecnología, pero se necesitan emprendedores que quieran tomar los retos que se acercan.

Para los neófitos en el asunto, ¿podrías ofrecernos una definición de qué es la cultura maker?

La cultura maker es un fenómeno emergente que abarca campos tan variados como la tecnología, la artesanía, el diseño o el arte. Los autodenominados makers son personas con un interés en la cultura del "hazlo tu mismo"y que gustan de compartir sus conocimientos a través de artículos en la red o ferias como la Maker Faire.

La cultura maker ha contagiado, a través de un entusiasmo casi juvenil, a gente de todas las edades. Se ha convertido en un mecanismo de aprendizaje: el llamado "learning by making", del inglés aprender haciendo, sostiene que en determinadas materias es posible transmitir los conocimientos de mucha mejor manera mediante experimentos prácticos. En cierto modo, los makers representan una vuelta al empirismo.

Otro de los principios de los makers es que el aprendizaje no tiene edad. El proceso de aprendizaje maker ha heredado una característica muy interesante de la cultura hacker: todos tienen el mismo derecho a aprender y a enseñar.

Tras haber concluido la primera gran Maker Faire que se realiza en España, ¿cuál es tu análisis de la cultura maker en nuestro país? ¿Crees que iniciativas como la Maker Faire de Bilbao pueden ayudar a consolidar el movimiento?

España es uno de los países con una cultura maker más sana del mundo. Esto lo demuestra, por ejemplo, la aparición de los hacklabs primero, los makerspaces y fablabs después y la llegada de iniciativas como las barcamps, la organización de la conferencia de hardware abierto OSHWCON o el fenómeno CloneWars.

Maker Faire Bilbao ha servido para acercar la cultura maker a todo el mundo. Al mismo tiempo, ha funcionado como lugar de encuentro a muchos que ya nos conocemos desde hace años y que colaboramos en proyectos de creación libre en la red.

En este sentido, ¿crees que hacen falta más iniciativas como la Maker Faire Bilbao y otras de menor tamaño no sólo como puntos de encuentros entre creadores sino también como espacios de pedagogía para la gente que no conoce la cultura maker y que le tiene algo de respeto al mundo digital, la programación y los cables?

Como explique antes, la cultura maker tiene un fuerte componente pedagógico. Ya no es sólo la idea de crear -para eso no hace falta encontrarse- sino la de compartir. Algunas herramientas de la cultura maker -como las impresoras 3D- requieren de un esfuerzo colectivo para que lleguen a funcionar. Eventos como la Maker Faire sirven para atraer a gente con otros conocimientos que puedan enriquecer aún más el proceso. Creo que los encuentros sirven como el colofón perfecto a todo lo que está detrás, a meses de esfuerzo inventando algo nuevo.

En lo que le toca al tema de los espacios. En España hay muchos espacios, tanto públicos como privados dedicados a la cultura maker, a la artesanía y a la creación en general. Si bien tengo claro que, por una mera cuestión de masa crítica es difícil encontrar estos sitios en ciudades pequeñas.

Arduino es un sistema que ayuda a construir máquinas, objetos y en última instancia hacer realidad proyectos e ideas, y justo hace un año que el MoMa lo ha incorporado en su colección como una de las innovaciones más relevantes de este siglo XXI. Como uno de los responsables de Arduino, ¿qué papel crees que ha tenido en el desarrollo de la filosofía maker?

Arduino/Genuino y la cultura maker van de la mano. La expansión de nuestra plataforma se debe en gran parte al boca a boca (no hemos invertido un euro en publicidad ? hasta ahora) y en parte a publicaciones que -como la revista Make Magazine, de Maker Media- se han centrado en mostrar proyectos e innovaciones hechas por gente de la comunidad. La revista surgió más o menos al mismo tiempo y desde el principio incluyó artículos relacionados con Arduino.

Esta presencia y nuestra visión claramente política acerca de la apertura del diseño de los objetos a contagiado a otros proyectos que han revertido positivamente en la comunidad. Un ejemplo es las impresoras 3D que desde el principio han usado placas Arduino/Genuino para controlar el proceso de impresión o que se pueden programar desde nuestro IDE (sistema de desarrollo de software).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0