Ni siquiera Google puede salvar al mercado

Ainhoa Giménez, Bolságora
22/01/2010 - 0:18

A los claros elementos bajistas que nos dejó la sesión de ayer, como la perforación de soportes o el fuerte volumen de negocio, hay que sumar otro más: los buenos resultados de Google. Mejor dicho, la horrible reacción del mercado a los buenos resultados de Google. En otras circunstancias, estas cuentas habrían dado alas al valor en el 'after hours'y permitiría una apertura alcista hoy en Europa y Wall Street. Ayer no.

Ayer estos buenos resultados fueron recibidos con un batacazo superior al 4% tras el cierre de la sesión regular. Y cuando un mercado cae así a pesar de las buenas noticias -también ignoró unos beneficios de Goldman Sachs mejores de lo esperado-, es una señal de que el pesimismo se ha impuesto (al igual que, cuando el mercado está eufórico, ignora las malas noticias y sigue subiendo).

Google (GOOG.NQ) lanzó un mensaje muy positivo, con crecimientos de beneficios, ventas y de clicks en sus páginas y anuncios, lo cual es una excelente señal para el conjunto de la industria de internet. El beneficio neto alcanzó 2.000 millones de dólares, 6,19 dólares por acción; aunque si se excluyen gastos extraordinarios para poder compararlos con los del año pasado, el crecimiento habría sido del 35% hasta 2.200 millones, 6,79 dólares por acción.

Lo más llamativo es que las ventas aumentaron el 17% hasta 6.700 millones; si se eliminan los ingresos que debe ceder a sus partners (los llamados costes de adquisición de tráfico), los ingresos habrían sido de 4.950 millones, ligeramente por encima de lo esperado por el consenso. Es la primera vez que las ventas crecen por encima del 10% desde el cuarto trimestre de 2008.

Estas buenas cifras se basan en una subida del 5% en los precios que pagan los anunciantes, lo que supone una recuperación del mercado publicitario online. Asimismo, se incrementó el número de clicks en los anuncios, un 13% respecto al año pasado.

Algunos medios ofrecían como explicación al desplome del valor que estos resultados, aunque mejores de lo esperado por el consenso, están en la parte baja de los llamado "whisper numbers", es decir, las cifras no oficiales que circulan en Wall Street y que apuntaban a un crecimiento todavía mayor del gigante de Internet. Otro motivo de decepción es que Google ha disparado sus gastos para poder acelerar su crecimiento.

Pero lo cierto es que ayer el mercado no estaba para fiestas con el anuncio de la reforma financiera de Obama, que puede tener graves consecuencias en Wall Street al limitar notablemente la capacidad de invertir de los bancos. Y le tocó pagar el pato a Google.

Cotizaciones

GOOGLE A
656,9900
+2,33%


Acciones EEUU
0,50€ + 0,004$ por acción

Abre una cuenta en degiro.es.
Nota: Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado